Consejos para evitar los golpes de calor

En la época estival son muy frecuentes los golpes de calor, provocados por una exposición prolongada al sol o por realizar actividades en espacios con poca ventilación.

Así, el cuerpo pierde sales minerales y agua, provocando lo que se conoce como “golpe de calor”, que en muchas ocasiones es el resultado de varios días de deshidratación del cuerpo.

Cualquier persona puede padecer un golpe de calor, pero se debe tener especial atención con bebés menores a 1 año y niños en general, bebés que en verano padezcan diarres o fiebres, niños con síntomas de obesidad, personas con enfermedades crónicas (sean renales, cardíacas o neurológicas), adultos mayores.

Síntomas

-Sed intensa y sequedad en la boca.

-Sudoración excesiva.

-Temperatura mayor a 39º (se recomienda medir la temperatura en la axila).

-Agotamiento, mareos y/o desmayos.

-Calambres musculares.

-Dolores estomacales, falta de apetito, náuseas y/o vómitos.

-Dolores de cabeza.

-En casos extremos, se puede producir desorientación, vértigo, delirio e incluso convulsiones.

-En bebés y niños pequeños, se produce irritación de la piel por sudoración en cuello, pliegues de codo y rodilla, pecho y la piel debajo del pañal.

golpes-de-calor

Cómo evitar un golpe de calor

-Evitar el consumo de bebidas alcohólicas.

-Aumentar el consumo de frutas y verduras.

-Evitar la actividad física intensa en horarios de elevadas temperaturas.

-Beber 2 litros de agua por día, aunque no se sienta sed.

-Evitar la exposición al sol entre las 10:30 y las 15:30.

-Para los bebés y niños pequeños: no esperar a que pidan agua, ofrecerles continuamente agua, jugos, frutas; bañarlos con frecuencia y mojarles la cabeza varias veces al día; vestirlos con ropa holgada y de telas frescas; mantenerlos en lugares bien ventilados.

Qué hacer ante un golpe de calor

-Intentar bajar la temperatura corporal de la persona afectada con aplicaciones de hielo o con un baño en agua fría/helada.

-Ofrecerle agua bien fresca o incluso un vaso de agua fresca con una cucharada de sal.

-Trasladar a la persona a un ambiente fresco y ventilado.

-No administrar medicantimentos antifebriles.

-Llamar a un servicio de emergencias o trasladarlo hacia un centro de atención de salud para que sean ellos quienes asistan a la persona e indiquen medicamentos si es necesario.

Fuente: Vittal
Fotos: starmedica.com (portada) y telediario.mx