50 familias sin trabajo por el cierre de una fábrica de pelotas en Bell Ville

En la Capital Nacional de la Pelota de Futbol, cerró sus puertas “Priball”, una de las fábricas bellvillenses de pelotas. Desde junio de 2017, el Senado de la Nación le otorgó a Bell Ville esta distinción por el surgimiento en 1931 de la pelota de futbol sin tiento.

En la ciudad, funcionan diferentes empresas de pelotas de fútbol y de insumos para la elaboración de las mismas. Según su dueño, por las importaciones se dificulta la comercialización. La empresa funcionaba desde 2004.

50 familias a la calle

En un descargo en su sitio oficial, la empresa fundamentó la decisión de cerrar el negocio. En el espacio trabajaban 50 personas que generaban los ingresos para sostener a sus familias.

«El fútbol en el sudoeste de Córdoba siempre fue un generador de trabajo para la gente más humilde. Hasta hace poco un trabajador cosía dos pelotas y comía toda la familia. Ahora no podemos generar eso porque los costos se fueron muy altos y no hay ventas», explicó a La Nueva Mañana el dueño de la empresa, Mariano Privitera.

No apoyan los productos nacionales

“En nuestra empresa tratamos de desarrollar productos que no defrauden a los argentinos, por ello nuestros productos de costura manual tienen una larga vida útil, a la vez todo nuestro sector genera trabajo a miles de personas del interior del país”, explicó Privitera.

Sin embargo, argumentó que la empresa nacional YPF decidió comprar pelotas a China sin apoyar el comercio local de pelotas de fútbol.

“Hubiera sido más sano para el país que YPF hubiera optado por pelotas nacionales, el problema es que querían 900 mil pelotas en 3 meses y eso es mucho hasta para el gigante asiático”, agregó.

Además, mencionó que si les hubieran dado un plazo mayor se podrían haber reactivado el rubro de pelotas, “dejando a la vez por cada compra cerca de 10 millones de dólares en la económica regional, dinero que lamentablemente se fue para siempre del país.”.

Incluso señaló a la Asociación del Fútbol Argentino por no usar productos nacionales y preferir la importación.

“No tenemos más ideales ni deseos de seguir trabajando en este país, bajo estas leyes e imposiciones y contra esta fuerte competencia desleal efectuada por traidores de la patria. Estaremos agradecidos de nuestros clientes y confiamos en que mantendrán un buen recuerdo de nosotros con cada pelota que hemos fabricado con amor para ellos”, finalizó Privitera.

Fotos: Facebook Oficial Priball