Barrio Lamadrid: Vecinos se sienten inseguros hasta dentro de sus casas

Las calles Mendoza y Tucumán, en las últimas cuadras del barrio Lamadrid, son parte de una zona en la que vecinos del sector no se sienten seguros, especialmente por las noches.

Esto es así por algunos hechos ocurridos en las últimas jornadas. Uno, hasta donde se sabe, terminó en robo. Otros fueron intentos. Y también les generó preocupación ver «personas encapuchadas» y sentir «persecuciones policiales» en esas cuadras.

Días atrás se dio conocer el video de un robo a un local de ropa deportiva en calle Mendoza 1968, a una cuadra del Centro Cívico, que fue concretado en apenas 30 segundos.

VER ► En 30 segundos robaron local deportivo a una cuadra del Centro de Monitoreo

A raíz de esta publicación, otra vecina contó a Villa María VIVO! que la noche anterior le habían forzado el portón de su domicilio: “No pudieron entrar y al día siguiente pasó lo del robo al local de ropa deportiva”, narró la mujer.

Desde la esquina del comercio víctima de la inseguridad, y a media cuadra del Centro de Monitoreo que funciona en el ex Hospital Pasteur, la vecina, Magdalena F. narró situaciones que ocurrieron en el barrio Lamadrid en los últimos días. “Nos sentimos inseguros”, remarcó.

“El jueves intentaron entrar a mí casa barreteando el portón y doblando un candado haciendo fuerza. Clavaron un fierro en la puerta”, detalló.

Agregó que el sábado a la noche debieron llamar a la policía porque vieron personas “encapuchadas” en la cuadra.

Según su relato, nutrido además por versiones de otros vecinos de la cuadra, durante el fin de semana hubo persecuciones policiales en el barrio.

«A la 1:30 estaba la Policía persiguiendo a alguien hasta que paro en (la esquina de) Ushuaia y Tucumán. Y así cada noche. Tenemos que estar despiertos, porque no sabemos que va a pasar o a quien le va a tocar ser víctima de la inseguridad», dijo la vecina.

“A pesar de estar a una cuadra de las cámaras de monitoreo, y a una cuadra de dónde supuestamente hace un año debería estar la Policía, el barrio se está poniendo peligroso”, dijo la mujer que vive en el barrio desde hace nueve años: “Jamás me sentí así (insegura)”.