Reclaman que la accesibilidad sea un tema de agenda política en la ciudad

La accesibilidad plantea que todas las personas puedan utilizar un objeto, visitar un lugar o acceder a un servicio, independientemente de sus capacidades técnicas, cognitivas o físicas, por lo que es una condición para la participación de todas las personas independientemente de las posibles limitaciones funcionales que puedan tener.

Desde la organización local Villa María sin Barreras comentaron a Villa María VIVO! sobre la accesibilidad en la ciudad y las acciones que llevan a cabo.

Una de sus referentes, Cristina Goupillat, explicó: “El tema de accesibilidad está fuera de las políticas municipales, cuando vemos que habla el intendente sobre calles o cordón cuneta, nunca menciona la palabra accesibilidad física”. Además, agregó que es imposible transitar por la ciudad.

Ordenanzas

En el año 2016, la organización presentó una serie de proyectos al Concejo Deliberante sobre eliminación de barreras urbanas y adaptación del transporte público incluidos los taxis. Al ser consultados por Villa María VIVO!, aclararon que los mismos “quedaron en nada”.

“Lo de los colectivos si está funcionando, pero en la mitad de la ciudad, el de la eliminación de las barreras urbanas no, el otro día atropellaron a una persona en silla de ruedas porque tenemos que ir por la calle para avanzar”, detalló Goupillat.

accesibilidad 1

Acciones y movilizaciones

Ante la falta de respuesta, desde Villa María sin Barreras decidieron acudir a las redes sociales mediante denuncias en las páginas oficiales de los organismos de la ciudad y en su propia página.

Al respecto, Goupillat declaró: “no es fácil salir a la calle a pelearla cuando estas en silla de ruedas, no vamos a dejar de pelear por la accesibilidad, elegimos como otra vía de concientización a la gente, nos juntamos y debatimos pero no podemos seguirle el tren al Concejo Deliberante porque nos viven ninguneando”.

Por otro lado, según la organización, la falta de accesibilidad se vive en otras instituciones como la Universidad Nacional de Villa María, donde no hay control de la ocupación de los lugares para discapacitados.

En base al reclamo de un integrante de Villa María sin Barreras, Goupillat detalló: “Estamos reclamando algo justo, accesibilidad, poder caminar, y movilizarnos sin tantas barreras, pero nuestro compañero fue ninguneado, discriminado porque empezó mas de una carrera en la universidad, esa no es manera”.