Desde el lunes reabren los bancos: ¿cómo será la modalidad de atención?

Sucursal Centro atenderá a la mujer que reclama sacar su dinero del banco.

El Banco Central de la República Argentina dispuso que las entidades financieras deberán abrir para la atención al público en general, sin acceso a las ventanillas de atención al público.

Esta modalidad de atención será a partir del lunes 13 de abril y hasta el viernes 17 de abril. La atención será según un cronograma que depende da la terminación del DNI o dígito verificador del CUIT y con turno acordado previamente con el banco a través de los canales electrónicos.

¿Cómo ser atendido en el banco?

Las personas para ser atendidas tendrán que solicitar un turno previamente, a través de los canales electrónicos que los bancos habiliten (home banking, línea de teléfono o mail).

Ese turno quedará registrado en un comprobante, que será obligatorio presentar para ingresar al banco y que servirá también como permiso de circulación.

Las entidades deberán poner a disposición de los clientes estos turnos por canales electrónicos a partir del miércoles 8 de abril.

¿Qué día puedo ir al banco?

Los clientes sólo podrán concurrir a las sucursales el día de la semana asignado según el cronograma que contempla el último número del DNI para las personas humanas y el dígito verificador del CUIT para las personas jurídicas.

El lunes podrán ir los terminados en 0 y 1; el martes, 2 y 3; el miércoles 4 y 5; el jueves, 6 y 7; y el viernes 8 y 9.

Para jubilados y pensionados no hace falta turno

La atención de clientes que sean beneficiarios de haberes previsionales y pensiones integrantes del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) será conforme al cronograma que difunda la ANSES o que el correspondiente ente administrador establezca, no siendo necesaria la obtención de turno.

Horarios

Los bancos seguirán atendiendo en su horario habitual, extendiendo dos horas la jornada. También deberán cumplir estrictamente las normas de seguridad e higiene para preservar la salud de los clientes y de los trabajadores bancarios.

Las casas de cambio no podrán atender al público en sus sucursales. Sin embargo podrán operar en el mercado cambiario entre ellas, con entidades financieras y con clientes en forma remota.