Lo detuvieron por esconderse atrás de un árbol

Ocurrió en Villa Nueva. El aprehendido "no pudo justificar su presencia en el lugar", informó la Policía.

Esquina de calle Cárcano y ruta provincial 4, en Villa Nueva (Foto: Google Maps).

A un hombre de 27 años lo detuvieron por «conducta sospechosa«: lo vieron esconderse de la Policía atrás de un árbol.

El hecho ocurrió en la madrugada de este lunes 1º de agosto, en Cárcano y ruta Provincial 4, Villa Nueva.

De acuerdo a lo informado por la Departamental San Martín de la Policía de Córdoba, el hombre fue aprehendido por conducta sospechosa.

¿Por qué lo detuvieron por esconderse?

Lo que se indicó es que mientras personal policial realizaba un recorrido por el sector, observaron a una persona esconderse atrás de un árbol.

Por ello, personal policial se acercó para controlar al sujeto, quien, de acuerdo a fuentes oficiales, no pudo justificar su presencia en el lugar.

Es así que la fuerza de seguridad lo aprehendió por supuesto infractor al artículo 70 del Código de Convivencia de Córdoba, por «conducta sospechosa».

Se labraron las actuaciones correspondientes con intervención del Juzgado de Paz.

Qué dice la ley sobre la conducta sospechosa

El Código de Conviviencia de la Provincia de Córdoba, en su artículo 70, penaliza la «conducta sospechosa».

Dice que serán sancionados con hasta tres (3) días de trabajo comunitario, multa de hasta seis Unidades de Multa (6 UM) o arresto de hasta tres (3) días los que evidenciaren una conducta sospechosa por encontrarse en inmediaciones de edificios o vehículos -con o sin moradores u ocupantes- o de personas:

a) Escalando cercas, verjas, tapias o techos o mostrando signos de haberlo hecho o intentando hacerlo;

b) Manipulando o violentando picaportes, cerraduras, puertas, ventanas o ventanillas;

c) Portando herramientas o elementos capaces de ser utilizados para violentar cerraduras, puertas, ventanas o ventanillas;

d) Circulando en vehículos o motovehículos sin la identificación correspondiente, y

e) Persiguiendo de una manera persistente y ostensible a un transeúnte sin una razón atendible.