Director acosado: Mujer detenida con 5 celulares

«Desde el lunes vivo un poco más tranquilo”, confió el docente Marcelo Coppari tras la detención de una mujer de 57 años, supuesta autora de amenazas y acoso virtual en su contra.

La fiscal Silvia Maldonado ordenó la detención de una persona domiciliada en Villa Nueva, a la que le secuestraron cinco teléfonos celulares y una computadora de escritorio. Estos dispositivos eran aparentemente utilizados para enviar mensajes intimidantes a través de distintos perfiles de redes sociales en contra del director del Ipem 147 Manuel Anselmo Ocampo y su entorno familiar y de allegados.

Coppari comenzó a recibir en sus cuentas de redes sociales distintas amenazas, que luego se extendieron hacia familiares y personas cercanas. A partir de perfiles falsos que eran creados en distintas redes sociales, vivió un continuo asedio de mensajes y comentarios de todo tenor, según relató.

Frente a una situación que se volvió intolerable, al punto de tener que requerir asistencia y contención psicológica, el 14 de agosto presentó una denuncia que recayó finalmente en la fiscalía de primer turno, a cargo de Silvia Maldonado.

Investigación

La investigación se puso en marcha a través de recursos con los que cuentan la Justicia  y la Policía para seguir los rastros de delitos cometidos a través de dispositivos tecnológicos.

De esta manera se llegaron a detectar, la última semana de agosto, elementos que llevaron al secuestro, en primer término, de tres teléfonos celulares y una computadora de escritorio. En ese marco, se imputó y detuvo temporalmente a una mujer de Villa Nueva, reveló Coppari.

Esa persona, sindicada como la supuesta autora de las amenazas hacia el docente, recuperó luego la la libertad, bajo algunas restricciones que se le impusieron.

Pero las amenazas se reiteraron. Durante el último fin de semana de agosto, todo volvió a ser como antes, con hostigamientos y acosos a través de redes sociales hacia el docente.

«Infierno»

“El último fin de semana continuó con amenazas. El domingo fue un infierno de amenazas. La detuvieron el lunes por la tarde”, relató Coppari ante la consulta de Villa María VIVO.

En esta nueva aprehensión de la mujer, le secuestraron en su poder otros dos teléfonos celulares con los que aparentemente habría continuado profiriendo amenazas.

La creación de perfiles falsos a través de los cuales se proferían las amenazas, mucho de los cuales eran cerrados a las pocas horas, para volver a desatarse la seria de insultos desde nuevas cuentas, hacía muy difícil brindar al docente alguna pista de quien podría ser la o las personas causantes del perjuicio al que fue sometido.

“La vi una sola vez a esa mujer”, aseguró el directivo escolar, una vez que pudo saber quién sería la persona detrás del infierno que vivió durante semanas.

La mujer permanece por ahora detenida, y se espera el avance de la causa en su contra por este caso de cibercrimen sufrido por el docente villamariense.