Empleado municipal de Tío Pujio recibió pena en suspenso y vuelve a trabajar

La justicia villamariense este martes condenó a Ángel Mauro Pajón de 34 años a tres años en suspenso por venta y comercialización de estupefacientes. Durante la audiencia en la Cámara del Crimen, confesó los hechos y recibió inmediatamente la libertad.

Su abogado, Javier Marcos dijo a Radio Show que su defendido regresará a trabajar en la Municipalidad de Tío Pujio.

Pajón es oriundo de la vecina localidad y confesó que no consume sustancias pero que vendía estupefacientes desde su domicilio.

La justicia llegó hasta Pajón a través de una investigación que comenzó en 2017 y lo detuvo en mayo de 2019. Desde aquella fecha hasta este miércoles, estuvo detenido en la cárcel de barrio Belgrano de Villa María.

Foto: VillaMaríaVIVO!