Guía para ahorrar hasta un 30% de energía eléctrica

En el verano, pareciera que pagar más en la boleta de energía eléctrica es inevitable: se prenden los aires aocndicionados o ventiladores, se sube el “fresco” de la heladera… Pero tomando algunas medidas de utilización de electrodomésticos y en aspectos como climatización e iluminación es posible ahorrar hasta un 30% de energía eléctrica, lo cual se traducirá en pagar menos cuando llegue la boleta.

Guía de ahorro

1-ILUMINACIÓN

– No mantener las luces encendidas permanentemente, apagarlass cuando se salga de las habitaciones. Apagando las luces de habitaciones desocupadas, se pueden ahorrar entre el 8 y el 20% de la energía destinada a la iluminación.

– Siempre que sea posible, aprovechar la iluminación natural. Usa la luz cuando lo necesites.

– Mantener limpias y en buen estado las lámparas de la vivienda, podría llegar a suponer un ahorro de hasta un 20% en el consumo eléctrico para iluminación, ya que una lámpara sucia o en mal estado puede llagar a perder un 50% de su luminosidad.

– Sustituir las lámparas incandescentes por aquellas bajo consumo ó LED.

2-CLIMATIZACIÓN

– Una temperatura de 25°C es confortable, nuestro cuerpo no necesita una temperatura más baja para experimentar una sensación de comodidad. Por cada grado menos de temperatura, el consumo de energía en aire acondicionado aumenta entre un 4 y 6 %.

– Cuando este la climatización funcionando verificar que las puertas y sobre todo las ventanas estén cerradas.

– Mantener limpios los filtros. Ahorrarás energía y prolongarás la vida útil del aparato.

– Ventilar la casa cuando el aire del exterior sea más fresco que el del interior (primeras horas de la mañana y durante la noche), abriendo ventanas en extremos opuestos de la vivienda.

3-ELECTRODOMÉSTICOS

– Apagar los aparatos eléctricos como la televisión, radio, equipos de sonidos que no estés utilizando en el momento.

– Al finalizar la carga de la batería de tu celular, dispositivo de sonido, notebook y tablets, desconectar el cargador de la fuente de energía eléctrica. El cargador enchufado sigue consumiendo energía aún cuando esté desconectado del equipo.

– Para equipos que no se pueden apagar: configurar en modo ahorro de energía.

– Heladeras: colocar a una separación de 15 cm de la pared para una mejor circulación del aire del motor y en un lugar fresco. No colocar imanes o papeles en los laterales.

– Controlar los burletes. Un cierre que no sea hermético garantiza perdidas constantes de energía y una mayor utilización del motor de enfriamiento.

– Evitar abrir y cerrar la puerta de la heladera reiteradamente, cada que se hace esto hay una pérdida importante de energía.

– Las etiquetas A, A+ y A++ pueden ahorrar hasta un 55% más que una heladera estándar.

– Evitar colocar comidas y bebidas calientes en la heladera. De esta manera se evita exigir una mayor utilización del motor para enfriarlas.

– Los enchufes-zapatillas pueden ayudar al apagado de muchos equipos a la vez.

– Al utilizar el lavarropas, tratar de que siempre se aproveche al máximo la carga del mismo, un lavado a plena carga consume menos energía que dos lavados a media carga. Del mismo modo los programas de lavado cortos utilizan menos energía. Evitar de utilizar la función secado, ya que en este modo es el de mayor consumo de energía.

Fuente: Prensa Gobierno de Córdoba