Luciano Pereyra cerró con un show emotivo y personal

[FOTOS Y VIDEO] Sobrio, de traje y corbata negra, Luciano Pereyra fue el último número de la tercera noche en el Anfiteatro Municipal.

Sin palabras, comenzó a desgranar su repertorio con baladas románticas como “Seré”, “Eres mi vida” y “Enséñame a vivir sin ti”. Luego, tomó la guitarra para hacer “Mi amor”; momento bisagra para arremeter con chacareras y escondidos como “Chaupi Señor”, y “Que siga el baile”, mientras se apreciaban videos con imágenes alegóricas a cada tema.

Pereyra se dirigió varias veces al público; y en una de esas intervenciones manifestó sentir “un verdadero honor como argentino decir al resto del mundo que tenemos un festival como este. Gracias por invitarme”.

Luego de esto, volvió a su veta pop con “Sin testigos”, coreada por el público que mostró su favoritismo por el artista.

La soltería

Ante la demanda de que “moviera la colita”, dijo que no lo hacía ya que “después de Chayanne no tiene sentido”. Confesó su intención de abandonar la soltería este año, justificación para presentar sus canciones románticas, en mangas de camisa y con tiradores. Como quien no quiere, cantó, casi sin respiro, “Celos”, “Perdóname” y “Porque aún te amo”.

Contento por presentar su nuevo disco y repasando sus viejas canciones, confesó que: “le da mucho placer compartir escenario con artistas internacionales, además de la posibilidad y el privilegio de cantar con ellos; es una bendición”. Allí presentó a Amaia Montero y a dueto sonó “Solo le pido a Dios”, en donde la española tuvo nuevamente problemas con el sonido.

Luciano Pereyra 02

Momento emotivo

En un momento del show, el cantante se refirió a la solidaridad de la gente en diversas situaciones que afrontó el país como lo fueron las inundaciones en Lujan, su lugar de origen, como en el norte argentino; y agradeció a nivel personal las cadenas de oración que su público hizo cuando tuvo graves problemas de salud.

Con voz emocionada, pidió que se hiciera realidad un sueño: “tomar la mano de quien tienes al lado, aunque no lo conozcas porque puede salvarte la vida mañana”. “Tu mano” fue la canción que lo quebró y derramó lágrimas de agradecimiento. “Gracias Villa María, gracias Argentina por tu mano”.

Mirá el video de ese momento:

De allí volvió a la senda de sus temas más alegres como “Y así, así”, dejando atrás la melancolía y tomando selfies con el público de fondo. La despedida: el ritmo del “Vestido rojo”, junto a “No te puedo olvidar”, y la infaltable “Tu dolor”. Dos veces volvió al escenario para finalizar el espectáculo.

Cerró como había comenzado; con el tema “Seré”.La gente lo despidió de pie, ovacionándolo largamente.
Luciano Pereyra 03

Fotos: Martín Llampayas / Texto: Alejandra Olivero.

Mirá más notas, fotos y videos en nuestra sección especial del Festival de Peñas.