Marcharon en Córdoba para pedir justicia por Luciano

Familiares y allegados a Luciano Pérez, el joven de Tío Pujio que falleció en un accidente en Córdoba, marcharon en la capital provincial para pedir justicia.

 

Luciano era oriundo de Tío Pujio y hacía cuatro años que vivía en Córdoba. Se ganaba la vida como repartidor y haciendo trabajos de electricidad.

Tenía 36 años cuando falleció el pasado 1 de mayo al ser embestido por una camioneta Amarok.

El siniestro fue alrededor de las cinco de la mañana en inmediaciones del country Los Carolinos, en Córdoba Capital.

Piden justicia

El rodado mayor era conducido por Mario Nicolás Rivas, de 38 años, a quien el test de alcoholemia le dio alto.

«Nunca quedó detenido», dijo la hermana de Luciano, Magalí, a Canal 12 en el marco de la cobertura de la marcha que realizaron en la capital provincial pidiendo justicia.

La mujer dijo que Rivas «en todo momento se jactó de sus contactos para que la causa no se mueva».

Según indicaron los allegados de Luciano, el conductor de la camioneta sería el yerno de Walter Grahovac, ministro de Educación de Córdoba.

«Sabemos que en ningún momento quedó preso y tampoco se le ha retenido su carnet. Puede seguir conduciendo borracho como lo ha hecho matando gente, total no ha tenido ninguna pena», expresó.

Es por eso que la familia del joven fallecido pide justicia.

«Necesitamos que la justicia y la fiscalía actúen y que respondan al pedido de nuestra abogada de detenerlo», agregó.

MIRÁ LA ENTREVISTA A FAMILIARES DE LUCIANO HACIENDO CLICK ACÁ

Mucho dolor: las palabras del padre de Luciano

Quien también habló fue el padre de Luciano, quien consternado dijo que el fallecimiento de su hijo «fue un golpe terrible».

«Mucho dolor, ¿que puede sentir un padre?. Era un chico trabajador, emprendedor. Siempre andaba tratando de hacer alguna cosa distinta», comentó.

La causa

Tras el accidente, la fiscalía que quedó a cargo fue la del distrito IV turno 6, con la fiscal María Silvana Fernandez.

La familia de Luciano, padres y la madre de su hijo de 10 años, se constituyeron como querellantes.

La causa está en secreto de sumario. Para que se levante, tiene que declarar Rivas.

«Todavía ni lo han citado, el tipo no quedó ni cinco minutos detenidos», dijo Magalí a Villa María VIVO!.

Piden que si hay algún testigo del accidente, se contacten al +54 9 353 5645628.