Mes del compostaje: ¿Cómo hacer compost en casa?

La iniciativa incluye charlas y talleres virtuales y presenciales.

En el mes del compostaje, la Secretaría de Ambiente de la Provincia invita a los cordobeses a sumarse al Programa Compost en casa en Córdoba. La iniciativa incluye charlas y talleres virtuales y presenciales.

 

La Secretaría de Ambiente de la Provincia invita a los cordobeses a sumarse al Programa Compost en Córdoba.

La primera acción del programa consiste en una charla-taller presencial o virtual adaptada para que puedan participar personas de todas las edades.

El contenido es teórico e incluye conceptos de compostaje, beneficios sociales, económicos y ambientales, y las distintas maneras sobre cómo realizarlo.

La segunda actividad es un taller práctico sobre el armado o construcción de la compostera en diferentes formatos, materiales y en función del espacio o de la cantidad de residuos que se generan en el hogar.

Esta instancia también puede realizarse de manera presencial o virtual a través de videos tutoriales.

Pueden inscribirse al programa todos los ciudadanos cordobeses, así como el sector privado, industrias, empresas de cualquier rubro, organizaciones e instituciones.

Para anotarse, deberán enviar un correo electrónico a [email protected] o comunicarse al teléfono (0351) 4343310 interno 126.

Compost en casa

El proceso consiste en transformar los residuos orgánicos en tierra rica en nutrientes.

El producto final es un abono compuesto que puede ser utilizado por las plantas para lograr un crecimiento saludable. Está constituido por materia orgánica estabilizada, es inocuo y libre de sustancias tóxicas.

Para comenzar se debe destinar un recipiente para la recolección de los residuos orgánicos generados en la vivienda.

Así, los encargados del proceso son los macro y microorganismos descomponedores presentes en el suelo. Los cuales actúan bajo condiciones de aireación, temperatura y humedad controladas.

  • Colocar la materia prima (residuo orgánico) en un recipiente amplio, alternando capas secas (hojas, pasto, yerba, tierra) y húmedas (restos de hortalizas, frutas). Es necesario incorporar tierra ya que en ella se encuentran los macroorganismos (como lombrices, insectos) y microorganismos (como bacterias, hongos, entre otros) encargados de la transformación de residuos orgánicos en tierra fértil.
  • Controlar que el material en descomposición se encuentre húmedo (entre 50% y 60% del peso del material al inicio del compostaje), de lo contrario no habrá proceso de degradación. Remover periódicamente el residuo para favorecer la incorporación de oxígeno, indispensable para que ocurra el proceso de degradación aeróbica (con presencia de oxígeno) de los residuos.
  • Controlar la temperatura teniendo en cuenta que, a medida que el residuo orgánico se va descomponiendo, aumenta la temperatura dentro del compost, eliminando los microorganismos patógenos que pudiera tener el material de origen.

Si el compost se inicia en los meses más calurosos del año, el proceso de descomposición será más rápido. Y está listo para ser utilizado en dos o tres meses posteriores a iniciar la práctica.

En invierno, tardará aproximadamente entre 4 y 5 meses lograr la obtención de compost, ya que el aumento de temperatura es más lento.