Peritaron el teléfono del electricista que denunció robos en escuela Proa

La justicia local tomó intervención tras la denuncia del trabajador despedido de la obra en el campus de la UNVM.

La justicia local tomó intervención tras la denuncia del electricista despedido de la obra de la escuela Proa. Días atrás expuso que sufrió robos y amenazas dentro de la construcción en la UNVM.

 

Ricardo Rivarola trabajaba hasta hace pocos días para una de las empresas subcontratadas para la construcción de la escuela Proa del campus de la Universidad Nacional de Villa María.

El electricista denunció que sufrió robos y amenazas y posteriormente lo despidieron.

En diálogo con Villa María VIVO comentó que la justicia local tomó intervención en el caso y explicó como sigue su situación laboral.

«El viernes 24 de junio la fiscal Juliana Companys me citó para que le comentara el caso. A partir de allí tomó medidas procesales.

Entre ellas, este martes me convocaron a la Unidad Judicial para peritar mi teléfono. Calculo que para confirmar que yo avisé a la empresa de los robos».

El despido del electricista y su situación actual

Mientras que respecto a su condición actual manifestó gran pesar por no saber si puede seguir trabajando.

«Hoy contacté a un abogado laboralista, Juan Pablo Aragno, e intimamos a la empresa a que informe mi situación laboral y para arreglar mi indemnización».

Es que tras su denuncia, le llegó la comunicación del despido.

MIRA ▶ Despidieron a electricista que denunció robos en escuela Proa: «Me quisieron atropellar»

«La empresa que es subcontratada, me contrató por teléfono. Pero yo en realidad figuro como empleado de Power Electric.

Me tuvieron en negro hasta marzo que me mandaron a Buenos Aires por una obra y ahí el gremio les exigió una inscripción provisoria. Entonces en mayo me hicieron presentar un telegrama de renuncia.

Ahora cuando denuncié los robos, me hicieron una inscripción retroactiva del 16 de junio al 23 que me dieron de baja».

Finalmente aclaró: «Me dijeron que me despidieron porque rompí un acuerdo de confidencialidad al denunciar, que eso les molestó. 

Pero yo nunca firmé un contrato y en todo caso, como hay un delito de por medio sería un encubrimiento».