Plaza Centenario recupera sus bancos de madera, como en 1934

El mobiliario había sido quitado por el Municipio años atrás, y reemplazado por otros de un estilo diferente.

La plaza Centenario recupera los bancos de madera y suma iluminación, mientras avanza su puesta en valor.

El objetivo es que sea reinaugurada en el mes de Villa María y declarada Patrimonio Histórico Nacional tras su completa refuncionalización.

Desde la Municipaliadd de Villa María destacaron que las intervenciones se aproximan a la recta final.

Las labores están centradas en la parquización, iluminación y colocación de mobiliario.

Este lunes 1º de agosto, el intendente Martín Gill supervisó la obra y dialogó con trabajadores y el equipo técnico a cargo del proyecto.

El mandatario estuvo en compañía del secretario de Ambiente, Obras y Servicios Públicos, Omar Regueira, junto a su par de Inclusión Social y Territorio, Celeste Curetti.

Entre los últimos avances, se menciona la colocación de 90 luminarias ornamentales.

Estas fueron dispuestas en la base del espacio verde a los fines de realzar la vegetación existente.

Asimismo, ya están disponibles los cipreses que permitirán reforzar la estructura de los tradicionales arcos.

Sobre estos también se instalaron luces para una mayor impronta visual.

Las fuentes y bancos de madera, como en 1934

En esta misma línea, las emblemáticas fuentes ya cuentan con los sistemas de luces y agua instalados, sumado a los ligustros que complementan la estructura como en su auténtico diseño.

Así, se tiene por objetivo conservar el paisajismo pensado por el arquitecto Francisco Salamone en el proyecto ideado en 1934.

Del mismo modo, personal a cargo de las tareas trabaja en la disposición de mobiliario tales como nuevos cestos para residuos diferenciados y los bancos de hormigón tras ser previamente limpiados y acondicionados.

Además, se sumarán 36 bancos de madera con base de hierro como réplica de los que originalmente se encontraban en la plaza.

Cabe recordar que las intervenciones cuentan con financiamiento del Gobierno nacional, tras la gestión del municipio ante la Secretaría de Obras Públicas de la Nación.

En cuanto a las labores, se encuentran a cargo de la firma Lozada&Silvestro, designada adjudicataria de la obra tras ganar el proceso licitatorio.