Tragamonedas se llevan el triple de plata de cuando llegaron

La instalación en Villa María, como en el resto de la provincia de Córdoba, de casinos y locales con máquinas slots o tragamonedas, generó un flujo de dinero saliente en cada comunidad que se vio notablemente incrementado con el paso de los años.

En los primeros 10 meses de 2013, los villamarienses jugaron 68.398.933 pesos. Promediando la cifra mensualmente, se podría estimar que el año terminaría redondeando una suma de 79.798.755 pesos.

Este monto triplica los 25.352.866 recaudados en 2007, el primer año del que se tiene registro de la actividad de las tragamonedas en la ciudad.

Salvo en 2008, en que hubo una baja, las apuestas no pararon de crecer, señala un informe sobre el tema publicado por Puntal Villa María, basado en datos oficiales de la Lotería de Córdoba.

Del total apostado por los jugadores que pasan sus horas frente a las tragamonedas, un tres por ciento retorna al municipio, que en los últimos siete años ha recibido 9.517.160 pesos de parte de la empresa Cet, concesionaria de la explotación del juego.