A 26 años del trágico hecho que marcó la historia de la ciudad

Eran las 08:55 cuando una serie de explosiones irrumpieron con la cotidianidad de Río Tercero aquel viernes 3 de noviembre de 1995.

Esa hora, ese día, esos ruidos escribían la más cruda tragedia que la localidad vivió en su historia y que hoy, 26 años después, sigue sangrando la herida.

VER ► En primera persona: Un periodista y las explosiones de Río Tercero

Muertes y una ciudad en ruinas

Las explosiones venían de las instalaciones de la Fábrica Militar, que se encontraba muy cerca del ejido urbano y por eso afectaron sin problemas a la ciudad.

Siete muertos, cinco heridos y casas destruidas. Ese fue el saldo del hecho que cambió la historia riotercense para siempre.

Se salvó de milagro

Juan José Gimera es un vecino de esa localidad que en diálogo con Radio Villa María contaba tiempo atrás que aún a pesar de los años, “realmente no se olvida”.

Gimera estaba en su taller cuando las explosiones hicieron volar puertas y hundir el techo del galpón. Agarró su camioneta y se dirigió a su casa. Por suerte, su mujer y su hijo habían salido minutos antes.

Yo pensé que había sido un depósito de gas que había a un cuadra (…) salí y empiezo a ver bombas tiradas. Era como se ve en las fotos”, dice.

Como en la guerra

Si uno observa las imágenes de aquel fatídico día, se encuentra con una ciudad en ruinas. Con una postal típica de las ciudades en guerra.

El hombre contaba además que se salvó de milagro: cuando iba a su domicilio, se cruzó con un inspector de tránsito que tenía como objetivo cortar el paso vehicular, pero le fue imposible.

“Volaban tubos de gas, pedazos de hierro”, dice Gimera. “Con el inspector estábamos tirados en el suelo contra una pared”, agrega. Los dos salieron ilesos.

El Estado responsable

Sin embargo pasan los años y las víctimas y el pueblo de Río Tercero sigue sin obtener una respuesta.

El día del siniestro hasta el presidente de ese entonces, Carlos Saúl Menem, se hizo presente en la localidad.

El ahora expresidente informaba a la sociedad argentina mediante conferencia de prensa que “había sido un incidente”.

Fue intencional

Luego de años de procedimientos judiciales, en agosto de 2014 comenzó el Juicio contra los cuatro procesados por el juez Ochoa en 2012.

Allí también se iba a procesar al expresidente, pero esa instancia quedó suspendida por apelaciones en trámite.

Qué dijo la Justicia

En diciembre de ese año, al tribunal sentenció: dijo que las explosiones habían sido causadas intencionalmente y por ello condenó a los ex militares retirados e ingenieros por estrago doloso seguido de muerte.

La sentencia fue apelada pero en 2017 el Tribunal Federal de Casación la confirmó. Los condenados recurrieron la sentencia ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Se siente bronca

Sobre el rol de la justicia y los Gobiernos que procedieron al segundo mandato de Menem, Gimera sostuvo que “se siente bronca”.

“Todos dijeron que iban a pagar, pero realmente el gobierno nunca dio una respuesta fehaciente”, dijo.