Abusó de una compañera de trabajo, le robó al jefe y cometió grooming

Adolfo Germán Russo fue condenado a cuatro años de prisión por una serie de hechos que confesó: abusó de una compañera de trabajo, le robó a su jefe y ejerció grooming.

 

El viernes por la mañana, Adolfo Germán Russo, villamariense de 36 años, fue condenado a cuatro años de prisión.

El hombre era acusado de los delitos de estafa, abuso y grooming, que el mismo terminó confesando.

La investigación contra él comenzó cuando su jefe, dueño de una tienda de ropa de calle Hipólito Yrigoyen, descubrió que le faltaba mercadería.

Al revisar las cámaras, no sólo observó que Russo se las llevaba, sino que también se quedaba con dinero.

Con estas imágenes fue a la justicia y presentó el material al fiscal René Bosio. Es en esa instancia donde desde la fiscalía, cuando observan los videos, detectan que Russo además, abusaba de una compañera de trabajo.

Del robo al abuso

La joven fue citada por la justicia y confirmó el hecho, que no había denunciado porque necesitaba el dinero, según dijo.

Con esto, Bosio denunció a Russo de abuso sexual gravemente ultrajante.

La imputación terminó en un abuso sexual simple, luego de que Marcelo Martín Silvano, abogado del hombre, recurriera la calificación y le dieran la razón.

Por grooming también

A estos hechos, el de estafa y el de abuso, se le sumó uno más: grooming.

Es que tiempo después de los mencionados anteriormente, llegó a la fiscalía de Primer Turno, a cargo de Silvia Maldonado, otra denuncia contra Russo.

Una niña de 13 años contó en su casa que el hombre, que era su vecino, le escribía mensajes de contenido sexual, enviaba imágenes y fotos íntimas.

La víctima agregó que en una ocasión se cruzaron en el barrio Lamadrid, donde vivían, y la amenazó con que si no contestaba le «pasaría algo» a las otras niñas de su casa.

Con esta denuncia por grooming la Policía detiene a Russo. Según pudo saber El Diario, había estado un tiempo detenido cuando le robó a su jefe.

Finalmente, la jueza Eve Flores lo condenó a cuatro años de prisión efectiva por los delitos de estafa, abuso sexual simple y grooming, que el mismo Russo confesó.

 

Foto: Facebook Adolfo Russo