“Accastello y Gill son dos modelos del mismo kirchnerismo”

Las listas que encabezan Luis Juez para el Senado y Rodrigo De Loredo para Diputados se presentaron en Villa María, en el marco de una gira que comenzó en Río Cuarto y terminó en San Francisco.

El dirigente del Frente Cívico y el concejal radical capitalino encabezan Cambiando Juntos, una las cuatro listas que competirán en las Paso del mes de septiembre dentro del espacio de Juntos por el Cambio.

La presentación fue en un café céntrico en horas del mediodía del viernes 30 de julio, cuando muchas personas almorzaban en el lugar, y no se contó con equipo de sonido para los oradores.

Fue un poco “desprolija”, admitió Juez, quien prometió que volverán varias veces en esta campaña para elegir legisladores nacionales.

Modelos K

“Aprovechamos esta semana para recorrer la provincia y presentar la lista. Cuando surgió la idea de venir a Villa María, ahí comentaron que en esta ciudad estaba todo apuntado a la pelea entre (Eduardo) Accastello y (Martín) Gill, dos modelos del mismo kirchnerismo: uno está con el gobernador y el otro no”, disparó Juez a su turno.

Durante la presentación, los representantes de este espacio apuntaron sus críticas a todo lo que pudiera emparentarse con kirchnerismo, a sabiendas de que el electorado cordobés es, en su mayoría, refractario a esa vertiente política.

Además del Juez y De Loredo, estuvieron presentes la precandidata al Senado Carmen Álvarez Rivero, y los precandidatos para la Cámara de Diputados Laura Rodríguez Machado, Gabriela Brouwer de Koning, Héctor Baldassi, Cecilia Roffé y Oscar Agost Carreño.

 

Juez marcó que tardaron dos horas y media en llegar desde Río Cuarto porque la ruta estaba llena de camiones. “Esos dos tipos que se disputan el poder en Villa María están en contra de todo eso, de la producción, que es la que le da el dinero para salud, para los hospitales”, dijo en otro dardo para los referentes peronistas locales.

«Un equipazo»

“Hemos armado un equipazo de gente maravillosa, con lo mejor de cada uno de los partidos políticos. No somos una lista complaciente. Vamos a dar pelea a ese modelo que representan esos tipos. Tenemos una interna por delante y acá la gente va a tener que elegir”, dijo.

Más tarde, publicaría en Twitter: “Vinimos a Villa María, el lugar donde daremos pelea a dos candidatos K que van en boletas separadas pero que no les alcanza para diferenciarse. Los gobiernos deberían mirarse en Amadeo Sabattini, ése gran gobernador radical al que los cordobeses todavía extrañan”.

Por su parte, Rodrigo de Loredo expresó: “Solo con la fuerza de Córdoba lograremos cambiar el rumbo de la Argentina. Somos la versión más fuerte, la más aguerrida y con coraje de Juntos por el Cambio para ponerle un límite al kirchnerismo”.

Asimismo, destacó la potencia del interior productivo de Córdoba para generar trabajo genuino: “El interior de Córdoba genera riqueza y trabajo. Tenemos que terminar con este modelo populista que desalienta inversiones y fabrica pobreza”.

“Córdoba es un claro ejemplo del fenomenal desarrollo que genera la agroindustria en el interior del país, y cedió a la Nación millones de dólares en los últimos treinta años, sólo por retenciones que nunca volvieron”, enfatizó.

Lista Cambiando Juntos (Foto: VillaMariaVIVO.com).

La precandidata Laura Rodríguez Machado manifestó: “Estar cerca de los cordobeses siempre fue una prioridad para mí. Eso me permite poder representarlos mejor en el Congreso. En 2013 iniciamos, junto a ‘La Coneja’ Baldassi, el armado del PRO en nuestra provincia. Somos macristas de corazón y nuestro espacio ha alcanzado un crecimiento tan importante que se vio reflejado con los triunfos obtenidos en Córdoba en 2015 y 2019, dentro de la coalición de Juntos por el Cambio. Ahora estamos frente a una nueva elección que será clave para el país, ya que debemos ponerle un freno al kirchnerismo”.

Finalmente, Héctor Baldassi, dijo: “Hace tiempo que recorro la provincia, y jamás imaginé que podríamos llegar al deterioro de los últimos dos años. Duele que la Argentina haya llegado a los 20 millones de pobres y 5 millones de indigentes. De esto solo saldremos con más trabajo, educación y desarrollo. Con este convencimiento tomo este nuevo desafío para la Argentina que nos merecemos”.