Camilo Nicolás y su «montón» de facetas: «Disfruto todo lo que hago»

El humorista se presenta en el teatro Verdi con su unipersonal "Es un montón".

El humorista Camilo Nicolás en Villa María (Foto: VillaMariaVIVO.com).

El espectáculo de Camilo Nicolás se llama “Es un montón”, pero nada parece ser suficiente para este humorista.

Hizo gira por teatros del país después de una temporada en Carlos Paz, da funciones por streaming, hace vivos en redes sociales, y también conduce un programa de radio y uno de televisión, ambos de lunes a viernes.

Este fin de semana llegar por primera vez como solista a Villa María. Actúa viernes 16 y sábado 17 en el Teatro Verdi, desde las 22:00 horas.

Las ocasiones anteriores en la ciudad había estado con su anterior la dupla que hacían junto a Nardo Escanilla, sociedad que se subió por última vez a un escenario el 7 de marzo del 2020.

Luego vino la pandemia, y con todo suspendido, surgieron los streaming, con tres shows que el año pasado vendieron en total alrededor de 10.000 tickets.

Durante el verano, Camilo logró ubicarse como una de las 5 obras más vistas en Villa Carlos Paz. “Fue una muy buena temporada para ser primera experiencia solo. La verdad que no lo esperaba”, dice.

Camilo Nicolás habló con Villa María VIVO mientras esperaba su momento para salir al aire en la mañana de Canal 20.

Camilo Nicolás pasó por Canal 20 como invitado de Leo Roganti (Foto: VillaMariaVIVO.com).

En el jardín delantero de los estudios de calle Santa Fe habló de la gira que lo llevó por Buenos Aires, Mendoza, San Juan y varias localidades del interior de Córdoba, hasta llegar este fin de semana al teatro Verdi.

“Es un montón” es un nombre que viene de todo lo que pasó en el último tiempo por la cabeza y el cuerpo del humorista.

Reinventarse en pandemia, no poder salir, tener que estar todo el tiempo pensando en el barbijo y el alcohol en gel y, por encima de todo, haber sido papá en mayo pasado.

“Todo me llevó a pensar parecía un montón y aquí quedó el nombre”, reveló.

Si bien le fue muy bien haciendo shows por Internet, asegura que, ante la posibilidad mínima de actuar con público, prefiere el escenario.

“El streaming es accesorio. En tiempos de pandemia rígida es una excelente salida para que la gente se divierta y los artistas podamos trabajar. Es como abrir la puerta del teatro a todo el mundo. Te puede ver un cordobes que vive en Brasil o de Estados Unidos que nunca va a venir a un show en vivo”, comentó.

-¿Cómo es ahora, que está solo, el trabajo y diseño de cada espectáculo?

-A todos los espectáculos los voy creando en el tiempo. Se me van ocurriendo ideas, las anoto, y al momento de sentarme me encuentro con 20 ideas. Voy seleccionando las más atractivas y contemporáneas, que tengan que ver con lo que la gente está sintiendo en ese momento.

-¿Se puede decir que mejor solo que mal acompañado?

-Noooo. Con Nardo siempre la pasé muy bien, tengo recuerdos muy buenos, nos seguimos hablando y somos como hermanos. Hubo una cuestión de ritmos. Soy muy culo inquieto. Nardo no hizo temporada este verano y yo di 73 funciones, para que veas la calidad del culo inquieto que tengo. Son esas cuestiones nada más. Él arrancó en marzo con una función en la Ciudad de las Artes y yo ya hice una gira nacional. Me gusta salir. Soy productor de mis propios shows también y eso me hace ser más inquieto.

-Y ahora también hacés radio todos los días.

Arranqué en radio Suquía, de 18:00 a 20:00, con un programa que también se llama “Es un montón”. Es una radio que me gusta mucho y es un mundo que quiero conocer también. En la radio todos dicen que el que entra, es muy difícil que no se enamore. Y también arranqué en la TV conduciendo “Incorregiles”, por Canal 10, de 21:00 a 22:00, que es algo que me fascina, con un escenario muy parecido al teatro. Estoy disfrutando mucho todo lo que hago.

-¿Cómo es este show con público?

-En realidad es un resumen de los tres streaming que hice, mucho más mejorados y probados con público. Les garantizo que la van a pasar bien. Y sino, son 850 pesos. Tampoco no es tan grande la clavada.