Caso Lucrecia Ñañez: indagan a 3 de los 7 médicos imputados por mala praxis

Tres de los siete médicos imputados por mala praxis, en el caso que se investiga la muerte de Lucrecia Ñañez de 15 años en junio de 2017, son indagados este miércoles por la fiscalía de instrucción de tercer turno.

La expectativa invade a la propia familia de la joven que reclama justicia desde hace 32 meses y a la abogada de la querella, Analía Nicoli quienes desconocen el nombre de los profesionales que son investigados.

Al no haber sido indagados hasta el momento, gozan del beneficio de secreto de sumario.

Ver: Familia de Lucrecia Ñañez quiere saber quienes son los 6 médicos imputados por mala praxis

“Necesitamos saber los nombres de esas personas y que vayan a la Justicia”, había dicho la abogada a Puntal Villa María meses atrás.

Los otros cuatro médicos deben presentarse en la fiscalía a cargo del doctor René Bosio, la próxima semana, según adelantó Patricia Gatti en Radio Líder.

Con la presentación ante la justicia de los médicos comienza la investigación preliminar para determinar si el caso llega a juicio o son sobreseídos.

La abogada había adelantado que la búsqueda de justicia de la familia de Lucrecia pretende la inhabilitación que establece la ley para los profesionales que incurren en mala praxis, como se caratula el caso.

Hecho

Lucrecia murió el 5 de junio luego de atravesar, en un primer momento un embarazo de tres meses y luego, una fuerte infección que complicó su estado de salud y, según la denuncia por mala praxis, terminó con su vida.

Según el testimonio de la familia, quienes conocían que su hija estaba embarazada y habían decidido acompañarla, como así también su pareja, la joven tuvo una pérdida e ingresó de urgencias al Hospital Pasteur.

Allí la habrían revisado y le dijeron que estaba todo bien, pero su abuela desconfió y la llevó a practicarse una ecografía en un centro médico privado donde confirmaron la pérdida del embarazo.

Desde el centro de diagnóstico le aconsejaron que regrese al Pasteur, donde le hicieron un legrado y, según testimonio de la familia, “la trataron como si se hubiese hecho un aborto clandestino”.

Al sentirse mal Lucrecia debió regresar al Hospital y la operaron, le extirparon el útero y su estado de salud se agravó en una fuerte infección que terminó con su vida.

En un primer momento de la investigación la fiscalía determinó como responsables a 11 médicos, pero con la obtención de pruebas fueron descartando hasta citar e imputar finalmente a sólo siete de ellos.