Clandestinas desactivadas y organizadores podrían hacer trabajo comunitario

La Policía de Córdoba desactivó dos fiestas clandestinas en la madrugada del domingo y se identificó a sus organizadores, que podrían ser castigados con trabajo comunitario.

La madrugada del domingo 18, la Policía desactivó dos reuniones sociales no habilitadas en barrios Centro y Los Olmos.

En el primer caso, en el lugar se desarrollaba la fiesta con 60 personas. En tanto en Los Olmos, la fiesta tenía 50 concurrentes.

La Policía pudo identificar a los organizadores, a quienes les iniciaron actuaciones sumariales por supuesto infractores del artículo 205 del Código Penal.

Además, con la Ordenanza recientemente aprobada por el Concejo Deliberante los sujetos podrán ser castigados también con trabajo comunitario.

Fiestas clandestinas y trabajo comunitario

Si bien la normativa indica que los concurrentes de fiestas clandestinas pueden recibir la misma sanción, no queda claro si en este caso sucederá.

Esto es porque la Policía no informó sobre la identificación de todos los presentes, salvo la cantidad de personas.

Es el Juzgado de Faltas Municipal quien deberá expedirse, aunque se sabe que al menos dos personas fueron identificadas y notificadas.

Además del posible trabajo comunitario que podrían realizar, se suman también las actuaciones del Poder Judicial.

Foto: Policía de Córdoba