Covid: Se complica la situación sanitaria en la región

La situación sanitaria por covid se complica en la región de Villa María y el corredor de la ruta 9 sur. Municipios endurecen medidas, algunos con suspensión de clases. 

Diferentes localidades de la región villamariense comienza a sentir el peso del aumento de casos y el faltante de camas.

Una de las que ve con preocupación lo que viene ocurriendo en los últimos días, es Arroyo Cabral. 

«Es mucho», dijo el intendente de Cabral

«Como nunca estamos teniendo 80 casos activos, es mucho«, dijo su intendente Pablo Alcalino en diálogo con Radio Villa María.

El mandatario de la ciudad vecina indicó que también se debe a «salen a buscar positivos«, haciendo referencia a los operativos de testeos.

Sin embargo, sostiene que más allá de eso «los casos son muchos para una comunidad como la nuestra«.

Lo que el intendente también remarcó es el trabajo del equipo de salud, «que ya viene desgastado«, frente a cada positivo.

Se complica la región

Esta situación se repite en las localidades regionales, y también el conglomerado Villa María Villa Nueva que está cerca de los 1.000 casos activos y roza las 200 víctimas.

Carpas sanitarias que funcionarán como espacios «prehospitalarios«, comienzan a desplegarse en distintas localidades.

Villa María aún cuenta con un número de camas disponibles, pero estas van cambiando debido a la complejidad de la pandemia y lo que ocurre en los municipios aledaños que trasladan pacientes a esta ciudad.

Por ello ya se instaló la carpa en inmediaciones del Hospital Pasteur y comenzaría a funcionar en las próximas horas.

Instalación de carpas y medidas

Quienes más están sufriendo la pandemia en estos momentos, es el corredor de ruta 9 sur.

Bell Ville transita una situación «al borde del colapso«, según indicó el director del nosocomio de esa localidad. Allí también hay carpas prehospitalarias.

Lo mismo ocurre en Monte Buey, que en las últimas horas recibió al Ejército Argentino que llegó a la ciudad para colaborar con la instalación de la infraestructura que recibirá pacientes positivos.

Además en Monte Buey, ya se suspendieron las clases presenciales. También lo hizo San Marcos Sud, Monte Maíz y Colonia Bismarck, del Departamento Unión.

De esta manera, los municipios comienzan a endurecer medidas. Ya lo hizo Justiniano Posse y Laborde, entre otras comunidades en las que se restringieron aún más la circulación y diferentes actividades, sobretodo recreativas y deportivas.

La situación es similar en toda la provincia, que en los últimos días va en alza de casos aunque, concentrados en algunas zonas, pero en crecimiento sostenido.

Extraoficialmente, se conoció que el Gobierno Provincial ya tiene nuevas medidas que serán anunciadas en los próximos días y que buscarán disminuir aún más la circulación y poner límites a las reuniones sociales, entre otras.

Foto: Ilustrativa