Crean cabinas de aislamiento para intubar pacientes y proteger a personal de salud

Docentes, graduados y graduadas de la carrera de Diseño Industrial de la Universidad Nacional de Villa María crearon dos cabinas de aislamiento para pacientes en procedimiento de intubación, lo que permite realizar maniobras invasivas en vías aéreas.

Las cabinas fueron Denominadas IntubationBoX y fueron donadas al Hospital Iturraspe de San Francisco. El invento permite a profesionales de la salud desempeñar su labor respetando protocolos por el Covid-19.

Pablo Ambrosino, Emanuel Badino, Matias Bordese, Sebastian Dovis, Lucio García, Agustín Losso y Valentina Sánchez son los diseñadores industriales, docentes, graduados y graduada, que participaron de la iniciativa. También participó Diego Pintucc, diseñador industrial de dicha localidad.

Cómo pensaron el diseño

“Con el brote de COVID-19 muchos pacientes infectados desarrollan insuficiencia respiratoria que requiere intubación endotraqueal, como se transmite a través de gotas y aerosolización de fluidos de vías aéreas, el personal médico que se encuentra realizando la práctica se expone a un alto riesgo’’, resaltó el equipo.

El desarrollo se basó en el concepto inicial que se le atribuye al doctor Lai Hsien-yung, anestesiólogo del Mennonite Christian Hospital en Hualien, Taiwán.

Cómo es la cabina

El aparato es desmontable y de fácil armado por medio de encastres de autolocalización. Tiene la posibilidad de ser empaquetado en plano para enviar, almacenar o desinfectar.

Cuenta con amplitud en el rango de maniobras e ingreso de extremidades del personal sanitario a la cabina para realizar destrezas médicas sobre paciente.

Tiene acceso lateral para mangueras, cables, dispositivos y equipos, con tapas móviles de protección, asas integradas para el traslado y facilidad de manipulación de cabina. También espacio para la ubicación de los hombros del paciente.

De desarrollo libre y sin fines de lucro

El desarrollo es de libre fabricación, construcción y no posee intención de remuneración. «»Tanto las instituciones participantes como lo profesionales voluntarios reunidos en el desarrollo del proyecto, no poseen fin de lucro alguno siendo este un aporte genuino a la comunidad»», indicaron desde el equipo.

Quienes lo realizaron entregaron un documento técnico de acceso libre para que el sistema de salud pueda fabricarlo y modificar especificaciones concretas que fueran necesarias según el contexto en donde se pondrá en marcha el dispositivo.