Cuento del tío: No usaron burundanga para drogar a jubilada y llevarse su dinero

Descartaron uso de burundanga en el caso del “cuento del tío” que tuvo como víctima a una jubilada de 67 años. La fiscal del caso, Juliana Companys, dijo a Radio Show que no encontraron rastros de burundanga, somníferos, ni ninguna otra droga.

El martes 3 la víctima se acercó a la Unidad Judicial de Villa María para dar declaraciones. “Se ha verificado las pocas cosas que ha traído, no hay rastros de burundanga en la cual ella haya quedado inconsciente”, sostuvo Companys.

Además, mencionó que la jubilada estuvo consciente en todo momento mientras una mujer y un hombre se llevaron su dinero.

Se llevaron dinero, alhajas y su celular

Luego de una historia contada por la supuesta mujer, que debía cobrar un billete de lotería, fueron hasta la casa de la jubilada y se llevaron más de $ 20.000, un anillo de oro y un teléfono celular. “Nos encontramos en investigación para dar con los responsables del hecho”, afirmó la fiscal.

La historia comenzó en cercanías de la estación de servicios ubicada en bulevare Sarmiento y Alvear. Una mujer se le acerca a la jubilada, diciendo que debía cobrar un premio.

Allí le exhibió un boleto de lotería que tenía un papel escrito con un mensaje de un abogado para que se lo leyera, ya que ella dijo que no sabía leer ni escribir.

En la denuncia, la damnificada explica que el mensaje era dirigido a otro abogado y decía que “la mujer había ganado mucho dinero, que la ayudara a cobrarlo, le diera un poco y el resto lo dividían entre ellos”.

Se suma un hombre

En el medio de la historia, aparece un hombre, que aparentaba ser un transeúnte. Se ofrece a ayudar, y en el medio de idas y vueltas, convencen a la jubilada de ir hasta su casa en busca de dinero.

Una vez en la casa, ésta sacó $ 20.000 de un ropero y lo metió en la bolsa junto a un anillo de oro y un teléfono celular. Otra vez, la mujer que pedía ayuda, bendijo la bolsa con los elementos y se la devolvió a la señora, quien la guardó en el ropero.

Cuando fueron hacia la sucursal del Banco de Córdoba, ubicada en cercanías de la terminal, con la excusa de buscar sus dni, la mujer y el hombre se fueron. La jubilada esperó por más de una hora y al llegar a su casa, se dio cuenta que la bolsa que había sido “bendecida” por la mujer solo contenía papeles de diario.

Lo que dijo la víctima: Investigan “cuento del tío” a una jubilada que habría sido drogada con burundanga, según contó

Foto: ilustrativa