Daños y destrozos por los fuertes vientos en Villa María y la región

Por las ráfagas de unos 80 km/h se registran caídas de árboles, ramas y postes de luz, daños dentro del Hospital Pasteur y voladuras de techos en Bell Ville.

Fuertes vientos azotan a gran parte del sudeste provincial provocando daños y destrozos en varias ciudades. En el caso de Villa María un vehículo estacionado fue aplastado por un árbol que cayó.

 

Villa María y la región, el sudeste provincial, está en el epicentro de un alerta de nivel amarillo por fuertes ráfagas de viento.

«El área será afectada por vientos con velocidades entre 35 y 50 km/h con ráfagas que podrían alcanzar entre 60 y 80 km/h», anticipaba el meteorólogo, Silvio Arnaudo.

Así comenzaron a registrarse desde el mediodía inconvenientes en distintos sectores con cortes de luz por caída de postes.

Y el caso más impactante, hace instantes, en la esquina de Catamarca y Rucci un auto sufrió severos perjuicios a partir de la caída de un árbol encima de su techo.

De hecho, tanto en Villa María con en Villa Nueva se registran caída de ramas, por lo que se recomienda extremar los cuidados en la circulación.

Lectores de Villa María Vivo también enviaron material desde la guardia del Hospital Regional Pasteur donde se cayeron unas paredes de durlock.

Y tuvo que intervenir la policía de la provincia para evitar el paso en ese sector.

 

Mientras que en la ciudad de Bell Ville también hubo caída de árboles y voladuras de techos.

Allí, de acuerdo a distintos radares, los Bomberos estiman que los fuertes vientos son  con ráfagas cercanas a los 100 km/h.

En un comunicado oficial solicitaron «a la comunidad no salir de las viviendas si no es necesario.

Verificar si hay cosas sueltas en el patio o techo que puedan volar ante alguna ráfaga y respetar los cortes que se realizaron en la costanera».