Dolor por el fallecimiento de la hermana Pía de las Clarisas

Gran tristeza causó la muerte de la hermana María Pía del Santísmo Rosario, de las Clarisas de la Inmaculada.

La mujer tenía 38 años y dedicó los últimos 5 años a cuidar a los sacerdotes ancianos.

El velatorio comenzó a las 9:30 de la mañana y el entierro será a las 17 horas en el Cementerio La Piedad.

Ayudaba en el Hogar de Ancianos

Las hermanas de la congregación Clarisas Capuchinas en su momento brindaban apoyo espiritual en el Hogar de Ancianos Roberto Velo de Ípola.

Estuvieron instaladas en los departamentos refaccionados, desarrollando allí un trabajo vinculado a la asistencia para el bienestar espiritual de los adultos mayores.

En septiembre de 2017, las hermanas Clarisas de la Inmaculada, junto al Obispado de Villa María a la Municipalidad de Villa María, firmaron un convenio para brindar su atención pastoral y espiritual en el Hogar municipal de ancianos «Dr. Roberto Velo de Ipola».

Las hermanas, además del servicio que brindan a los ancianos del hogar, tienen un sitio reservado para su vida comunitaria y un lugar disponible para el cuidado y la asistencia de los sacerdotes mayores de la diócesis.

Las tres hermanas que se asentaron allí eran María Pilar de Jesús, María Ángela de María Reina y María Pía del Santísimo Rosario.

Las Clarisas Capuchinas de la Inmaculada son una fraternidad de vida común dedicadas al seguimiento de Jesucristo según el estilo de San Francisco y Santa Clara en la tradición capuchina. Observan la Regla de la Tercera Orden Regular, cuya última aprobación data de 1982 con el breve “Franciscanae Vitae Propositum” de San Juan Pablo II.