El agua ayudó, pero todavía hay focos activos de incendios

Las áreas están contenidas y controladas, aunque siguen trabajando para evitar que con la rotación del viento del sector sur reinicie el fuego.

(Foto: incendios en Traslasierra)

Luego de días de calor y fuertes vientos que propagaron los incendios en Córdoba, el alivio parece haber llegado con la lluvia de este domingo para los Bomberos Voluntarios.

Según informaron los Bomberos, habría aproximádamente unas siete mil hectáreas afectadas por el fuego.

La zona más complicada de la provincia es Traslasierra.

El Ministerio de Seguridad provincial informó que se encuentre contenido el incendio que avanzó por Panaholma, Cura Brochero y Ciénaga de Allende, aunque con focos activos.

Se trataría de 250 efectivos del Sistema de Protección Civil Provincial que se encontraban realizando tareas para combatir el fuego.

Además, trabajan dos aviones hidrantes y un helicóptero.

Mientras que los Bomberos Voluntarios de Mina Clavero informaron que continúa el fuego al sur de Ciénaga de Allende, estimaron que en las próximas horas del domingo estará controlado.

Entre los efectivos que se encuentran trabajando en la zona, se encuentran Bomberos Voluntarios, integrantes del Equipo Técnico de Acción ante Catástrofes (ETAC), Gestión Integral de Manejo del Fuego, Protección Civil y efectivos policiales de Córdoba.

Hasta el momento ya son cinco los detenidos en una causa judicial que investiga la intencionalidad de algunos incendios.

Cabe destacar que se sigue solicitando a los ciudadanos de la provincia de Córdoba extremar las medidas de seguridad para evitar la posibilidad de inicio de más focos ígneos.

La situación de incendios en Villa María

En la ciudad la lluvia también trajo alivio, pero no alcanzó para apagar por completo el incendio del basural.

El vertedero, que si bien está contenido, arde desde el día miércoles.

Según informó el meteorólogo aficionado, Silvio Arnaudo, hasta las 14:00 hs. de este domingo 18 se acumularon 27 mm. en Barrio Ameghino que no fueron suficientes.

Al tratarse de residuos patógenos es peligroso que efectivos de Bomberos Voluntarios se acerquen a apagarlo, por eso deben esperar a que el foco de incendio culmine por su cuenta.