El PRO sumó una charla para «salvar vidas»

“Es una acción solidaria, desinteresada, empática y altruista, que además de brindarnos conocimientos, nos hace mejores personas y nos ayuda a crecer como sociedad”.

En el marco del Día Mundial de la Reanimación Cardiopulmonar (el pasado 16 de octubre), el PRO organizó una charla de RCP en su sede.

Con una amplia convocatoria, durante la tarde noche del lunes, decenas de villamarienses se congregaron en 25 de Mayo al 40 para aprender a “salvar vidas”.

El disertante fue el enfermero Gabriel Alejandro Giménez, quien es Supervisor General del Servicio de Enfermería del Hospital Regional Pasteur.

Con el lema “Tus manos pueden salvar una vida”, se hizo una invitación con cupos limitados para participar de una charla sobre técnicas para realizar la reanimación cardiopulmonar.

El objetivo principal fue el de capacitar a vecinos de la ciudad para incorporar la técnica de RCP y saber actuar ante situaciones de emergencia en las que el latido del corazón de una persona se detiene.

Cada minuto cuenta

De la mano de Giménez y con el apoyo del torso de un muñeco de práctica, se hizo hincapié en los distintos protocolos que se deben seguir ante una situación que requiera de una técnica de reanimación.

Desde el equipo del PRO comentaron que la importancia de este encuentro radica en “difundir la manera correcta para hacer RCP, ya que permite salvar la vida de una persona en los primeros minutos en los que sufre un paro cardiorespiratorio”.

Y agregaron: “Somos conscientes de que cada minuto cuenta, y en consonancia con esto creemos que los ciudadanos deben estar preparados ante estas situaciones en las que se debe actuar de manera inmediata”.

“Se trata de una acción solidaria, desinteresada, empática y totalmente altruista, que además de brindarnos conocimientos, nos hace mejores personas y nos ayuda a crecer como sociedad”, manifestaron desde el PRO.

“La diferencia entre hacer algo o no hacerlo puede salvar la vida de una persona, que incluso puede ser la de un ser querido”, aseguraron desde el espacio político.

Algunos consejos profesionales

Por otro lado, Giménez aconsejó a las personas que nunca recibieron capacitación alguna en RCP y manifestó: “Si se tiene acceso inmediato a un teléfono, lo recomendable es llamar al número local de emergencias”.

En este caso, el *100 de Bomberos Voluntarios para todos los espacios públicos, mientras que el *107 Servicio de Emergencias para los espacios privados.

Además, teniendo en cuenta las intervenciones de los asistentes, declaró que la burocracia a veces termina con la vida de una persona por la espera en las clínicas.

También destacó: «Lo primero es actuar. Todo el mundo puede saber y puede ayudar. Lo importante es no anularse».

Giménez explicó: «Por cada minuto sin reanimación se pierde un 10% de eficiencia. En 5 minutos una ambulancia no llega nunca, y si no actuamos ahí ya perdimos el 50% de posibilidades de que esa persona sobreviva».

«Lo importante siempre ante una contexto así es tener actitud positiva. No es fácil para la persona que está ahí en una situación extrema», manifestó el enfermero.

Y concluyó aclarando: «Que uno lo sepa no sirve, no tiene sentido. Lo que sirve es poder transmitírselos. Que ustedes lo sepan es una chance más de vida para cualquier persona. Para mí familia, mis hijos o cualquier ciudadano, así que les agradezco a las más de 80 personas que están acá porque lo importante es que cada vez seamos más los que puedan salvar una vida«.