Gerente acusado de robar mercadería en su mismo supermercado

Foto: Policía de Córdoba.

Un hombre fue acusado de robar mercadería en un supermercado, por lo que fue trasladado a la alcaidía de barrio San Justo.

El dato llamativo que se dio a conocer a través del parte de prensa policial es que el detenido ejercía como «gerente de consumibles del mismo local» en el que se produjo el incidente

Durante la noche del lunes 2 de agosto, personal policial de la Patrulla Preventiva de la ciudad de Villa Nueva, se constituyó en un supermercado ubicado en dicha localidad.

La detención se produjo en la playa de estacionamiento del comercio ubicado en avenida Carranza y puente Alberdi.

Un efectivo que realiza los adicionales en el lugar, procedió a la aprehensión de un hombre de 41 años de edad, quien quedó detenido por la supuesta autoría del delito de hurto en flagrancia.

Este hombre habría sacado afuera del edificio un carro y una mochila conteniendo  mercaderías varias, sin haberlas abonado, según informó la Policía.

La situación es llamativa, en tanto que han ocurrido numerosos hechos de personas que son detenidas, acusadas de salir del supermercado con mercadería sin pagar.

En este caso, lo curioso fue que se acusar a un gerente de la misma empresa de realizar esta acción.

El detenido quedó a disposición de la fiscalía de Primer Turno a cargo de Silvia Maldonado.

Según publicó El Diario, se trataría de una persona llamada Carlos Sebastián Maldonado.

Otro robo de mercadería: Se llevó queso, bondiola y un desodorante de un super

Un hombre de 56 años fue detenido por la supuesta autoría de un hurto en flagrancia tras intentar robar en un super. Se llevó queso, bondiola y un desodorante.

El hombre fue detenido en horas de la tarde en el supermercado ubicado en bulevar Sarmiento y Porfirio Seppey.

El detenido, de 56 años, sería el supuesto autor del delito de hurto en flagrancia. Minutos antes, sustrajo del local dos paquetes de quesos, un desodorante de ambiente y un paquete de bondiola.

Personal policial entrevistó a la dueña del lugar quien dijo haberlo visto escondiendo lo robado entre sus prendas.