Incrementan controles en accesos a Villa María y circulación por el centro

La Municipalidad de Villa María dispuso volver a realizaron controles más intensivos en cuanto a la circulación de personas y vehículos en el centro de la ciudad, como también en las rutas de acceso y en la Autopista, apuntando en este caso principalmente a los que vienen de Buenos Aires.

Este sábado, según se anunció, se implementarán mecanismos de control de circulación dentro de la ciudad. Para lograrlo, Seguridad Ciudadana articulará con otras fuerzas de seguridad.

Controles en comercios

Quienes transiten por el centro de Villa María podrán observar agentes realizando recorridos a pie para verificar permisos de circulación pero, esencialmente, el cumplimiento de los límites de ocupación en comercios, del distanciamiento en las filas de espera, y el uso de medidas de bioseguridad tanto de comerciantes como de clientes: barbijos, alcohol en gel y máscaras cuando corresponda.

Además, un móvil de la fuerza municipal recorrerá las calles céntricas con una propaladora, recordando a los vecinos que deben mantener las medidas vigentes para evitar retroceder en las habilitaciones otorgadas.

Estacionamiento

El secretario de Gobierno, Eduardo Rodríguez especificó que, durante la semana que comienza, se sumará al operativo en el centro el personal que realiza el control del estacionamiento medido.

En este caso, se agregará a sus tareas la verificación del cumplimiento de los factores de ocupación de los comercios y esencialmente el distanciamiento en las filas de espera para el ingreso a locales.

Por otra parte, y en un trabajo conjunto con la sala de monitoreo y el personal de calle de Seguridad Ciudadana, se va a llevar a cabo el control del desarrollo de actividades de esparcimiento para evitar la aglomeración de personas. Ante el incumplimiento de los protocolos de bioseguridad, se dará aviso a la policía y a la fiscalía de turno.

Con empresas y sindicatos

Las nuevas medidas fueron informadas en un encuentro a las entidades empresariales y sindicales. Rosso puso en conocimiento de representantes de Aerca, Acovim, Centro Empleados de Comercio y Mesa Sindical los dispositivos previstos para continuar manteniendo la ciudad sin circulación viral.

 Desde el municipio, se les solicitó a los presentes que difundan entre sus representados la importancia de cumplir con los protocolos y las medidas vigentes, de manera de continuar en la fase de distanciamiento social y evitar volver a etapas más restrictivas.

En los accesos

Por otra parte, se implementarán controles de ingreso a la ciudad de vehículos que vienen desde el AMBA durante las 24 horas, tanto en los accesos por ruta nacional 9, ruta provincial 2 y ruta nacional 158 como desde Autopista.

Desde el lunes 29, se implementará una estación de control virológico  en la balanza de la Autopista.

En este espacio se realizarán test rápidos a los ocupantes de vehículos que ingresen a la ciudad y que provengan de zonas con circulación viral por la pandemia Covid-19.

La iniciativa, implementada por el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) Central, fue dada a conocer tras una reunión encabezada por el presidente del Concejo Deliberante a cargo del Ejecutivo municipal, Pablo Rosso, y en la que participaron el jefe de Gabinete, Héctor Muñoz; el secretario de Gobierno, Seguridad Ciudadana y Asuntos Legales, Eduardo Rodríguez; además de referentes de las diferentes áreas.

“Los vehículos particulares que circulen van a ser controlados, con especial atención en los que provengan del área metropolitana de Buenos Aires (AMBA), como de cualquier otra región con circulación de virus. Vamos a disponer a partir del lunes de testeos rápidos para hacer al azar a los ocupantes de vehículos que vengan de zonas afectadas con circulación en conglomerado”, explicó Rodríguez, y puntualizó que los test son provistos por la Provincia a través del COE.

Para taxistas que viajen

Además, la nueva infraestructura de control permitirá que los remiseros y taxistas de la ciudad que, por cuestiones propias de su tarea, viajen a llevar o buscar pasajeros en otras localidades, sean controlados al volver a Villa María. “De esta manera, cuando los remiseros de Villa María viajen a una zona con circulación viral no deberán hacer los 21 días de cuarentena obligatoria, sino que rápidamente puedan ser testeados y volver al trabajo en caso de resultado negativo”, se explayó Rodríguez.

Esta estación de control virológico se complementa con las que el Gobierno de Córdoba instaló en Arias y en General Roca para transporte pesado que ingresa al territorio cordobés. En ellas se testea a los choferes de estos vehículos para verificar que no sean portadores de Covid-19.