La Calesita quiere abrir y volvieron a presentar protocolo

Hace más de 200 días que está cerrada y es el ingreso de una familia, que volvió a presentar por cuarta vez un protocolo. 

Distanciamiento, desinfección, uso obligatorio del tapabocas son los ejes del protocolo con el que Mayco Rinero busca poner en funcionamiento el atractivo ubicado en Plaza Pedro Viñas, del que tiene la concesión.

Cuatro veces

Rinero explicó a Villa María VIVO! que es la cuarta vez que presentan un protocolo al municipio.

Para el primer protocolo hablé con Arroyo (titular del Centro de Operaciones de Emergencias (COE) local y regional) y me dijo que al ser un lugar de espacio público le corresponde autorizar a Valeria Suárez (secretaria de Habilitaciones del municipio)”, comentó.

Es un ingreso familiar, hace del 20 de marzo que no trabajamos”, dijo Rinero.

Higiene

El titular de la Calesita que es la principal atracción de niños y niñas en el centro de la ciudad, explicó los lineamientos del documento con el que pretenden volver a poner en funcionamiento el juego.

Uso obligatorio de tapabocas, guantes y alcohol en gel son los cuidados referidos al personal que hace funcionar el juego, es decir el y su compañera.

En tanto al desarrollo del juego en sí, describe que el protocolo presentado prevé al momento de ingreso del niño o niña el alcohol en gel, pasar por una alfombra desinfectante y ubicarse en los juegos disponibles.

La mitad

En ese sentido, explicó que de las 20 atracciones que conforman la calesita, sólo se utilizarían 10, dejando las que están ubicada hacían el centro del juego en desuso. De esa manera, se garantiza el distanciamiento entre quienes suban, agrega.

También establece que, cada 10 minutos todas las atracciones se desinfectarán. “La higienización está primero”, dice.

En cuanto a los horarios, están dispuestos a adaptarse a lo que establezca el municipio. Incluso en la cantidad de días.

Abríamos de martes a domingo y ahora propusimos abrir de jueves a domingo respetando los horarios”, explica Rinero y agrega que tampoco aumentarían el precio de la vuelta y que harán ofertas para captar usuarios.

“Cumplimos con todas las medidas”

A nivel provincial cuenta que existió un protocolo de calesitas de Córdoba y, a nivel nacional, el panorama es drástico. “En Buenos Aires ya las desarmaron para vender sus partes y los propietarios subsistir, quedan ya muy pocas”, dijo.

Si un lugar gastronómico puede ingresar 30, 40 o 50 personas en un lugar cerrado, porque nosotros al estar en un lugar público,  al aire libre y con límite de tiempo de lo que dura el juego no podemos trabajar con todas las medidas”, comentó.