La licencia de Martín Gill y un acuerdo político entre Nación y Provincia

Martín Gill en un extremo de la fila. En el otro está Eduardo Accastello.

Pocos días restan para vencerse la segunda licencia de Martín Gill a su cargo de intendente de Villa María y un acuerdo político de altas esferas le daría luz verde.

El Concejo Deliberante tiene que tratar el tema a partir de lo que será un tercer pedido de licencia consecutiva por parte del mandatario.

Gill se encuentra ocupando el cargo de Secretario de Obras Públicas de la Nación desde los primeros días de enero de 2020.

La oposición en la ciudad ya se manifestó en contra de aprobar un nuevo período para la licencia de Martín Gill.

Un acuerdo político entre el gobierno provincial de Juan Schiaretti y el gobierno nacional de Alberto Fernández sería la llave para renovar el permiso.

«La licencia del intendente villamariense se transformó en un tema de negociación entre el gobernador Schiaretti y el Gobierno nacional», escribió el periodista Julián Cañas en La Voz.

Esto sería para asegurarse los dos votos de los concejales que dejaron el bloque oficialista y responden al exintendente Eduardo Accastello.

«Para evitar un conflicto político, desde la Casa Rosada hubo una comunicación con Schiaretti para que intercediera ante Accastello», dice la columna periodística.

«Aunque el gobernador no habría hablado de esta cuestión con el presidente Alberto Fernández, el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, y el propio Gabriel Katopodis, le solicitaron que intercediera ante Accastello para evitar un quiebre en el PJ villamariense», se agrega.

La semana que viene, Gill ingresaría el pedido de licencia por seis meses, hasta el 30 de junio de 2021.