Las Playas: Quedó preso por amenazar a un vecino

A media mañana de este miércoles 5, un joven de 20 años fue detenido en el barrio Las Playas por amenazar a un vecino.

Fue alrededor de las 9,40 horas, en calle Costa Rica al 100. Personal de la Departamental San Martín de la Policía de Córdoba aprehendió a este hombre, señalado como supuesto autor de los delitos de violación de domicilio y amenazas, siendo trasladado y alojado en la dependencia policial a disposición del magistrado interviniente, según se informó en el parte oficial.

De acuerdo a la versión policial, momentos antes, esta persona había amenazado a un vecino del lugar, para darse posteriormente a la fuga, siendo avistado por personal policial ingresando al patio del domicilio en el que se produjo la detención.

Instantes después, es reducido por los uniformados y trasladado a la dependencia policial, se consignó en la información.

Detenidos por hurto

Pasadas las 20 horas del martes, en barrio La Calera se detuvo a de dos menores de edad, ambos de 17 años, por ser los supuestos autores del delito de hurto en el que la víctima fue una mujer de 45 años.

La información difundida por la Policía dice que momentos antes, se acercaron en una motocicleta a la mujer, quien se encontraba caminando avenida Jaureche, frente al campus Universitario, para sustraerle un teléfono con sus respectivos auriculares y unos 200 pesos en efectivo.

Con los datos aportados por la damnificada, se monta un amplio operativo cerrojo en las inmediaciones, el cual arroja resultado positivo, logrando reducir a ambos menores y a posterior se procede al secuestro de dicho celular y del dinero en cuestión, además de una motocicleta Guerrero Trip en la que se conducían, se detalló desde la Policía.

Por otro lado, en Villa Nueva, pasadas las 22 horas del martes, desde calles San Lorenzo y Buenos Aires, se detuvo a una mujer de 25 años y un hombre de 45 años de edad, por supuestos autores del delito de hurto en flagrancia

El delito: de una despensa ubicada en calle Lima al 900 habían sustraído una botella de vino, siendo observados en esos instantes por la propietaria del lugar, quien de inmediato da aviso a la central de policía.