Las «Puma», patrimonio cultural cordobés

La Legislatura de la Provincia de Córdoba aprobó, durante la 22° sesión ordinaria, un proyecto de ley a través del cual se declaró con la categoría de Patrimonio Cultural de la Industria de Córdoba a las motocicletas marca «Puma».

La legislación contempla a todas las series de fabricación realizadas entre los años 1952 y 1980.
La iniciativa permitirá además la creación de un registro en el que se inscribirán, a nombre del propietario, aquellas motocicletas que cuenten con un certificado de validación que dé cuenta de su originalidad y de sus condiciones mecánicas.

En este registro se llevarán a cabo también las bajas por desafectación o desguace, así como los cambios de titularidad o tenencia.

En tanto, toda motocicleta inscripta recibirá una placa distintiva que la identificará como Patrimonio Cultural de la Industria de Córdoba.

Por otra parte, la normativa sancionada por unanimidad, designa a la Asociación Civil Motoclub Puma Córdoba como encargada de llevar adelante el registro y único ente de emisión del certificado de validación.

Por último, la ley sancionada determina que las municipalidades y comunas de la provincia de Córdoba deberán instruir a sus respectivas áreas de control de tránsito acerca de estas nuevas disposiciones a fin de permitir la libre circulación de esta emblemática moto cordobesa.

Sobre «Las Pumitas»

Esta distinción considerará a cada motocicleta como un vehículo de colección, habitando a sus conductores a «la libre circulación en el ámbito del territorio provincial a los fines de participar en eventos deportivos, culturales, recreativos, de exhibición o similares».

Cabe destacar que la moto «Puma» es considerada un ícono de la cultura y la industria de la provincia y el país. Representó además uno de los medios de transporte que le dio movilidad a gran parte del sector obrero, además de una motocicleta de bajo precio que cubrió la demanda de los trabajadores y operarios de la por entonces naciente industria cordobesa.

Desde 1952, la «Puma» significó un punto de partida en la fabricación en serie de vehículos de dos ruedas en nuestro país. El éxito de este modelo caló hondo en la idiosincrasia de la población. Su indiscutible presencia en la historia argentina y su acervo cultural le dio el lugar al sentimiento y la memoria colectiva de los cordobeses.