Menores en conflicto: 13 años y tirando piedras contra un patrullero

menores en conflicto
menores en conflicto

Dos adolescentes detenidos en las últimas horas por daño e intento de robo muestran una situación de menores en conflicto con la ley.

Uno de los detenidos tiene 13 años y está acusado de dañar vehículos a piedrazos tirados con una gomera.

El otro tiene 17 años y un vecino lo sorprendió junto a un cómplice intentando robar elementos de un auto en una zona céntrica.

Piedrazos

El primero de los casos informados por la Policía tuvo lugar a las 19:00 horas del lunes.

Los uniformados aprehendieron al chico de 13 años en calle Teniente Ibañez al 2900, en barrio Felipe Botta.

A este joven lo acusaron de supuesto autor de daño calificado en flagrancia.

Primero dañó la luneta trasera de un auto Suzuki Fun que manejaba una mujer de 31 años, según se informó oficialemente.

Esta conductora llamó a la Policía para dar cuenta de lo ocurrido contra se vehículo.

Los uniformados llegaron en un móvil identificable ante el llamado al 101.

Ante esa circunstancia, el niño volvió a arrojar piedras con la gomera y esta vez dañó al móvil policial.

El chico fue aprehendido y trasladado a la sede de la Departamental San Martín, quedando a disposición del magistrado interviniente.

Más menores en conflicto

El otro caso tuvo lugar a las 20:50 horas por un caso de tentativa de hurto en flagrancia.

Ocurrió en un domicilio en calle Méjico al 450, en barrio centro.

Un hombre observó a dos jóvenes salir corriendo del lado de su vehículo utilitario marca Renault Kangoo.

El vecino llamó a la Policía y aportó datos descriptivos de esos jóvenes.

En calle Méjico al 580, la Policía aprehendió a uno de los supuestos autores.

Desde la Departamental San Martín se lo identificó como un joven de 17 años de edad, con domicilio en Villa María.

Quedó aprehendido por supuesto autor de hurto en grado de tentativa en flagrancia.

Por lo tanto, el adolescente fue trasladado a la sede policial, quedando a disposición del magistrado interviniente.

Fotos: Policía de Córdoba