Por ataques a piedrazos: asambleas y suspensión de recorridos en el transporte urbano

Los hechos de vandalismo ocurren en dos barrios de la ciudad y en el Centro de Transferencia.

Suman nuevas frecuencias en el transporte urbano de pasajeros.

Choferes de las líneas 12 y 13 del transporte urbano de pasajeros habían decidido suspender parte de sus recorridos. Es por los ataques a piedrazos que reciben en dos barrios de la ciudad.

 

En una medida de fuerza para protegerse de los ataques que reciben a piedrazos, choferes del transporte urbano de pasajeros suspendieron dos recorridos.

Se implementó desde este miércoles 10 de agosto y en horas de la tarde de este jueves se reunieron con representantes de la prestataria y delegados gremiales para buscar una solución.

Se trata de las líneas 12 y 13 que pasan por los barrios Nicolás Avellaneda y Felipe Botta. Allí sostienen los trabajadores del volante que son víctimas constantes de actos de vandalismo.

Habían decidido no ingresar con su habitual recorrido a la plaza del barrio Felipe Botta, entre las calle La Rioja e Intendente Reyno. Y tampoco en el Centro de Transferencia.

En diálogo con Villa María VIVO, José Fernández, presidente de EMTUPSE, reconoció la situación y aseguró que están buscando una solución.

«Los choferes mostraron interés de retomar tareas en esos sectores sin ningún condicionamiento. Porque desde EMTUPSE trabajamos con vecinos del barrio Botta, principalmente. 

Hay una situación con instituciones educativas que identificamos que son alumnos los que cometen los actos de vandalismo en el centro de transferencia, durante el recorrido y en el barrio. Y los mismos directivos toman cartas en el asunto.

Además, la policía va a acompañar los horarios más críticos».

Pero tras un intento de restablecer el servicio, desde el gremio de AOITA anunciaron asambleas, por lo que seguirá resentido.

La asamblea estaba prevista para minutos después de las 19:00 horas en el Centro de Transferencia.