Por detección facial se podrá medir la temperatura: La UTN local crea el sistema

Sería para colocar en los ingresos de los espacios públicos para prevenir contagios de enfermedades infecciosas.

Un grupo de docentes investigadores y becarios desarrolla un sistema para que por medio de detección facial se pueda medir la temperatura. Sería para colocar en los ingresos de los espacios públicos y prevenir contagios de enfermedades infecciosas.

Docentes e investigadores de la UTN Facultad Regional Villa María investigan la implementación de un novedoso sistema de control de temperatura.

Se trata de un desarrollo autónomo sin contacto para la medición de la temperatura corporal de las personas que ingresen a un espacio público.

Lo idearon en la UTN Villa María y aprobaron para incorporar al Banco Nacional de Proyectos de Desarrollo Tecnológico y Social (PDTS). Definido por la Comisión de Acreditación de Ciencias Agrarias, Ingenierías y Materiales designada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación.

La propuesta está siendo desarrollada por docentes investigadores y becarios del Departamento de Ingeniería en Electrónica de la Facultad. Bajo la conducción de los ingenieros Marcelo Cejas y Javier Gonella.

Plantea el «control de ingreso con detección facial y medición de temperatura corporal. Ello como método preventivo de la transmisión de enfermedades infecciosas en su fase piréxica».

Y la aplicarían en la Escuela Experimental con Énfasis en Tecnologías de la Información y la Comunicación Villa María (Escuela ProA), cuya sede inaugurarán próximamente.

Por detección facial

El mecanismo para detectar la hipertermia (tomando como positivo una temperatura corporal superior a 37°C) se efectúa mediante el reconocimiento de patrones y visión artificial.

Esta realiza la detección de formas humanas (rostros o manos) permitiendo apuntar y enfocar mejor el sensor de temperatura.
Para los propulsores de la iniciativa, el método de medición tiene un relevante nivel confiabilidad y un costo de implementación inferior comparado a cámaras termográficas.

Además, son más de 20 las propuestas elaboradas por equipos de Universidades nacionales y el Consejo Nacional de Investigaciones, Científicas y Técnicas (Conicet).
El año pasado, durante el aislamiento por la pandemia, otro estudiante de la casa de altos estudios local desarrolló máscaras de protección. Y las donó a personal sanitario de la ciudad.

 

Fuente: UTN-FRVM