Prohíben venta de dos alimentos que se hacían en Villa María y no estaban registrados

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) prohibió la comercialización en todo el país de dos alimentos que se producían en Villa María, bajo la marca CB.

En el Boletín Oficial, emitido el viernes 17 de enero, explícita que se trata de “Aceitunas rellenas con roquefort”, producidas por Patricia Acevedo y un “Escabeche Artesanal de Vizcacha”, producido por Adolfo Maestre.

Ambos alimentos especificaban que su producción se realizaba en la esquina de Mar del Plata y Santa Marta en la ciudad, dónde había una fábrica que cesó su actividad y no está habilitada.

Desde la ANMAT aclararon que no cumplen con la normativa vigente y que desconocen su proceso de elaboración así como las materias primas utilizadas.

Ambos productos “no se encontraban en los registros y el producto “Escabeche Artesanal de Vizcacha” presentó un RNE inexistente y un RNPA perteneciente a otro producto”, mencionan en el boletín.

La investigación de los productos surgió a raíz de un pedido del Gobierno de Entre Ríos que verificó la comercialización de los productos y consultó a la Autoridad Sanitaria de Córdoba sobre los registros de los alimentos.

La ANMAT “resuelve emitir alertas alimentarias y prohibir la elaboración fraccionamiento, exposición, transporte y en su caso, decomiso, desnaturalización y destino final de los productos citados”.

Se producían en Villa María

Según detallan en el mismo Boletín Oficial, los inspectores de Bromatología de Córdoba se hicieron presentes en una cantina escolar donde Patricia Acevedo desarrolla la actividad comercial.

Además, los inspectores realizaron una entrevista a Adolfo Maestre quien reconoce elaborar productos en su domicilio particular, lo notificaron del incidente y lo intimaron a presentarse ante el municipio y la Dirección General de Control de la Industria Alimentaria.

Asimismo, la marca CB poseía una página web que tiene que datos que coinciden con estos productos. Ya dieron aviso a municipios y comunas de la provincia para alertar sobre su comercialización.

Foto: ilustrativa