Reparten bolsas para que no dejen tirada basura en las playas

(Foto: Municipalidad de Villa María).

Para tratar de evitar la acumulación de basura en las playas, los Guardianes Ambientales repartieron bolsas a lo largo de la Costanera.

Se busca que la gente que usa estos espacios públicos no deje sus residuos tirados luego de pasar algunas horas en el lugar.

Es frecuente encontrar basura en las playas, como restos de botellas, envases, papeles, plásticos y comida, que contaminan el ambiente.

Esta mala conducta de parte de algunos de los vecinos y vecinas que van a esos lugares hace que los espacios de todos se deterioren.

La nueva campaña

La acción de parte del Municipio se realizó durante la jornada del sábado.

Así se inició una nueva campaña de concientización para el cuidado del ambiente.

Esta vez, el equipo de Guardianes Ambientales se enfocó en la zona de la ribera villamariense.

Repartieron bolsas para que cada grupo familiar o de amigos pueda juntar los residuos generados.

La iniciativa recorrió desde barrio Santa Ana hasta Vista Verde, en un trabajo de diálogo y acercamiento con vecinos, vecinas y visitantes.

Voluntarios de Guardianes Ambientales estuvieron acompañados por trabajadores de la Cooperativa Patrulla Ambiental.

Los voluntarios dialogaron con cada grupo, invitándolos a tomar conciencia sobre el impacto de la basura en entornos naturales.

Además de entregar las bolsas para juntar residuos, se invitó a las personas a llevarlas consigo a sus domicilios.

Es allí donde deben desecharlas mediante el sistema de recolección domiciliaria de residuos, evitando una saturación de los cestos existentes en la zona costera.

La campaña se repetirá en fines de semana de la temporada de verano, evitando así que el disfrute del río tenga un costo ambiental.