Segunda condena por teleconferencia desde los Tribunales de Villa María

En el segundo juicio abreviado y por teleconferencia, la Cámara del Crimen volvió a dictar sentencia en contra de un detenido, implementando el proceso de teleconferencia a través del sistema Cisco, que ya había tenido una primer experencia con otro juicio, en la mañana del martes 21.

VER ► Los juicios ahora se hacen por teleconferencia: hubo una condena por violencia de género

En este caso, durante la tarde del miércoles 22 de abril, la diferencia fue que se dio por primera vez la participación de un abogado defensor particular. Fue el caso de Rodrigo Hayas, quien debió trasladarse a una sala especial en el edificio de Tribunales, desde donde participó, en soledad, de la audiencia.

El sistema Cisco tiene un funcionamiento similar al de la aplicación Zoom, pero es de uso exclusivo del Poder Judicial de Córdoba. No se puede acceder libremente, sino a través de terminales que están dispuestas en las sede judiciales, las cárceles y las casas de los magistrados o funcionarios que actúan directamente en las audiencias, como fiscales de cámara o defensores oficiales.

A través de la pantalla interactuaron el fiscal Francisco Márquez, el juez Félix Martínez y el imputado de este juicio, Oscar Eduardo Cerdán, de 55 años de edad.

Cerdán se encontraba detenido desde hacía 6 meses en la cárcel de Villa María. Desde la penitenciaría de barrio Belgrano siguió el juicio por teleconferencia, en el que se abrevió el trámite por un acuerdo entre las partes de reconocimiento de los hechos.

El hombre, domiciliado en Villa Nueva, había cometido los hechos contra una expareja. Se lo acusó de los delitos de amenazas, desobediencia a la autoridad y lesiones leves calificadas.

La condena recibida fue de tres años de prisión en suspenso, por lo que tras el juicio recuperó la libertad.