Para atajarse de la piedra, ponen mallas antigranizo en las quintas de la zona

En el cinturón verde hortícola de la ciudad, comenzó la colocación de 22 mallas antigranizo a través del Programa para el Desarrollo Rural Incluyente (Proderi), canalizado mediante el Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Provincia y coordinado por el municipio.

Hasta el momento, seis de los 22 productores que recibirán este beneficio ya cuentan con la malla colocada.

Se trata de 11 hectáreas que se distribuyen en partes iguales entre todos ellos, conformados en un clúster. De acuerdo a las estimaciones, para comienzos del mes de abril estarán instaladas todas las estructuras antigranizo.

Ayuda económica no reintegrable

Los fondos canalizados por la cartera provincial ascienden a un total de cuatro millones de pesos, y constituyen un aporte no reintegrable al que los productores accedieron mediante el Proderi.

Este fondo es destinado al objetivo general de contribuir al mejoramiento de los ingresos prediales y familiares dedicados a la horticultura y, más específicamente, busca elevar la producción a lo largo del año aumentando la capacidad mediante la capacitación técnica; disminuyendo las pérdidas por caída de granizo, vientos y lluvias; y fortaleciendo al grupo en la organización para compras, ventas y negociación.

Casos con emergencia

Por otra parte, y a través del Consejo Federal de Inversiones, el sector hortícola de Villa María y Villa Nueva se vio beneficiado con créditos en condiciones muy favorables para situaciones de emergencia. Tales aportes, que suman 1,4 millones de pesos, también surgen del trabajo conjunto entre el municipio y el mencionado Ministerio, tras la inclusión de estos productores en la declaración de emergencia agrícola.

En el marco del proyecto, el municipio pone a disposición de los productores asociados en el clúster un técnico para desarrollar un programa de acompañamiento que colabore para concretar progresivamente las mejoras necesarias.

Asimismo, también se trabaja en la puesta en marcha de una articulación con la Universidad Nacional de Villa María, por el cual estudiantes de la carrera de Ingeniería Agronómica brindarán asesoramiento sobre propuestas tecnológicas con el objetivo de optimizar la utilización y el rendimiento de la superficie cubierta con la colocación de malla antigranizo.

Cabe destacar que, además de la colocación de las mallas, los productores reciben una capacitación para optimizar su uso y mantenimiento, de manera de garantizar un mayor rendimiento en la producción.

Foto: prensa Municipalidad de Villa María