Perdió su brazo en un accidente rural y le colocaron una prótesis 3D

Hace 15 años, y tras un accidente en la zona rural, Ángel Arnaudo perdió la mano y parte de su brazo. Pocos días atrás, se colocó el brazo ortopédico que, durante un par de meses, desarrolló el equipo de impresión 3D y robótica de la Tecnoteca Municipal.

“Este es un espacio de innovación y conocimiento aplicado que permite solucionarle problemas a los vecinos”, expresó el intendente Martín Gill en la mañana de este martes, cuando se presentó la novedosa creación.

Ángel es oriundo de la vecina localidad de Tío Pujio y, a través de un contacto, conoció el trabajo que se viene desarrollando desde el municipio de Villa María, que lleva seis manos ortopédicas ya entregadas.

Una solución para su vida

Tal como contó él mismo, se acercó a averiguar y así empezó el proceso que luego resultaría en una solución a su vida, y que pondría al equipo de robótica a trabajar en el primer brazo generado con la nueva impresora 3D incorporada recientemente.

“Después de 15 años, me tengo que acostumbrar a tener de nuevo la mano”, puntualizó Ángel. Para él, que trabaja por la mañana en el municipio de Tío Pujio con tareas de mantenimiento y, por la tarde, en un taller mecánico de nuestra ciudad, contar otra vez con su extremidad le abre renovadas posibilidades, a la vez que le permite tener mayor autonomía y accesibilidad en su vida cotidiana.

Durante 2017, en el edificio de la Tecnoteca se realizaron importantes mejoras en infraestructura de las diferentes salas que allí dentro funcionan, como así también se incorporó equipamiento para la impresión 3D y el desarrollo de las actividades de astronomía, que ya cuentan con un grupo de 50 aficionados que asisten a los talleres y eventos que se hacen en torno a la observación y conocimiento de los astros.

Asimismo, el director de Tecnoteca, Ariel Vottero, resaltó el trabajo en equipo que se genera entre quienes se acercan interesados en las prótesis, como lo hizo Ángel, y los técnicos que conforman el área de robótica. “Es un vínculo que permite mejorar”, expresó, dado que las personas, tras recibir su mano o brazo, hacen una retroalimentación de la usabilidad para ir ajustando sus características.

En la presentación, también estuvo presente el secretario de Gobierno y Vinculación Comunitaria, Rafael Sachetto.

Foto: prensa Municipalidad de Villa María