Tenencia ilegal de fauna: allanaron 3 casas en Villa María y Cabral

En total se detectaron más de 40 ejemplares de fauna silvestre en cautiverio.

Aves silvestres en cautiverio (Foto: Policía Ambiental).

La Policía Ambiental, conjuntamente con Policía de la Departamental San Martín, allanaron dos domicilios en Villa María y uno en Arroyo Cabral por el delito de tenencia ilegal de fauna silvestre.

En total se detectaron más de 40 ejemplares de fauna silvestre en cautiverio.

Desde el Gobierno de Córdoba se informó que la Policía Ambiental actuó tras recibir una denuncia que alertaba sobre esta situación.

Los agentes solicitaron las órdenes de allanamiento correspondientes para poder inspeccionar el interior de las viviendas indicadas.

Una vez adentro pudieron verificar la tenencia ilegal de fauna silvestre.

Entre las especies de aves pequeñas encontradas había semilleros, paraguayito, margarita, reinamora, cardenal común, corbatita, piquito de oro, entre otras.

También encontraron cautivo a un loro hablador, especie que se encuentra amenazada en Argentina, y una nutria.

Todos los animales rescatados fueron trasladados al Parque Ecológico Urbano (PEU) para su examen clínico y sanitario.

“Según las estadísticas que llevamos desde nuestra Dirección, podemos afirmar que entre el 85 y el 90 por ciento de los animales que secuestramos son aves. En su mayoría pájaros paseriformes, es decir, que tienen un plumaje colorido o un canto llamativo”, explicó Adrián Rinaudo, director de Policía Ambiental.

En el lugar, el personal labró las actuaciones correspondientes que darán inicio al sumario administrativo.

Se aplicarán las sanciones que correspondan por infringir la normativa que prohíbe la tenencia, comercialización y tráfico de fauna silvestre.

Cómo denunciar la tenencia ilegal de fauna

La Dirección de Policía Ambiental recordó que, ante una situación que pueda estar dañando el ambiente, los recursos naturales y/o los recursos hídricos de la provincia de Córdoba se puede realizar la denuncia por tres vías:

AnteriorLlegaron primeras y segundas dosis: días y lugares de colocación
SiguienteParir acompañada: la experiencia de ser doula