Ahora es homicidio: murió el hombre al que golpearon en una discusión

Un hecho de violencia en el que padre e hijo fueron los agresores se transformó en homicidio: en la madrugada de este martes murió el hombre que había sido golpeado en una discusión.

El episodio ocurrió en la madrugada del día 24 de diciembre en calle Entre Ríos 522 de Villa María.

El fallecido resultó ser Luis Vidal Martínez, quién había sido golpeado con un palo en una discusión de días atrás.

En ese momento, Martínez estaba en compañía de Nicolás Héctor Ancovic, de 60 años de edad.

Al lugar ingresaron una persona identificada como Nelson Fabián Druetta, vecino del lugar, con quien se pusieron a discutir.

Posteriomente, Druetta agredió a Martínez, pegándole con un palo en la cabeza, según informó la Policía.

Ancovic también resultó herido en la pelea.

Fuga en auto

Druetta, que había ingresado junto a un hijo, escapó del lugar en un automóvil marca Ford Sierra color gris.

Mientras tanto, los dos hombres heridos fueron trasladados por bomberos voluntarios hacia el Hospital Pasteur.

Allí, el médico policial informó que Martínez sufrió lesiones graves con riesgo de vida por fractura del hueso temporal derecho, con hematoma subdural izquierdo y edema cerebral.

Nicolas Ancovic sufrió lesiones leves.

Posteriormente, personal policial de Villa Nueva realizó un operativo cerrojo y logró divisar al automóvil marca Ford Sierra.

Le dan la voz de alto, haciendo caso omiso.

Finalmente, en cortada San Cayetano y calle Roque Saenz Peña, logran detener la marcha del auto y se procede a identificar al conductor.

Se trataba de  Nelson Fabián Drueta, de 47 años de edad, domiciliado en calle Entre Ríos 520.

Fue considerado desde un primer momento como el agresor de Martínez.

Murió el hombre atacado

En principio se lo aprehendió por desobediencia a la autoridad, pero con el correr de las horas su situación judicial se agravó.

Con el fallecimiento de Martínez, ocurrida este martes 29 de diciembre, el caso pasó a ser investigado como homicidio.

Por este hecho, en la tarde del día 24 se realizó un allanamiento para el domicilio ubicado en calle Entre Ríos al 520.

Allí detuvieron a dos jóvenes de 18 y 21 años, hijos de Drueta, que fueron trasladados a la comisaría por supuestos autores, hasta ese momento, de lesiones graves.

Los jóvenes fueron identificados como Máximo Druetta Scheffer y Agustín Druetta Scheffer.

También su situación judicial, al igual que la de su padre, se encuentra complicada tras confirmarse que murió el hombre atacado.

Padre e hijo condenados en 2016

Una caso de similares características, con padre e hijo involucrados en un hecho de violencia, terminó con la condena a Oscar Pessuto  a 12 años de prisión.

Pessuto, fue declarado culpable de haber matado a golpes de puño a Marcos «el Colorado» Negro, fallecido en marzo de 2015.

El hombre llegó a juicio acusado de homicidio simple agravado por la participación de un menor de edad (su hijo).

Esto es porque en la pelea estuvo también involucrado su hijo, de 15 años de edad en ese momento.