Autoridades chequearon y no se comprobó que hubiera personas recientemente llegadas de China en un super

Durante el día viernes 13, se viralizaron en Villa María audios y mensajes a través de las redes sociales alarmando sobre un caso de ciudadanos de nacionalidad china que habrían regresado de viaje de ese país recientemente, entre el 8 y 9 de marzo.

El audio indicaba que los ciudadanos no habrían respetado la cuarentena. Ante esta situación, autoridades municipales concurrieron al lugar para verificar lo sucedido.

Frente a estos audios y mensajes, es necesario confirmar la fuente de los mismos y validar la información para evitar la confusión y miedo en la ciudadanía.

La información no se pudo comprobar

Con la viralización de los audios, la Fiscalía de Instrucción del Tercer Turno libró un oficio para que el municipio accione y corrobore lo sucedido.

Al respecto, el fiscal René Bossio, dijo a Villa María VIVO: “es un audio que mandó una persona diciendo que se comentaba que en ese supermercado había venido gente hace unos días, Certificamos eso y pusimos en conocimiento a las autoridades del municipio”.

Personal de Seguridad Ciudadana, junto a la Policía y trabajadores de la salud, se acercaron a uno de los supermercados que habían sido señalados. Allí, corroboraron los pasaportes de los ciudadanos para verificar que no volvían recientemente de China, según coincidieron dos fuentes.

La versión del supermercado

Uno de los supermercados señalados en el audio viralizado es el de Bulevar Sarmiento y Martínez Mendoza. La encargada del lugar, María de los Milagros Cabrera, contó a Villa María VIVO que estaban en conocimiento de los audios y que su contenido era «falso».

“Dicha información es falsa ya que regresarían en junio y no como se dice en los audios atentando contra el comercio y queremos avisar a la ciudadanía y dar tranquilidad a que esos rumores que circulan por WhatsApp no son reales”, agregó.

Además, detallaron que el dueño, Xu Zhengyao, y la encargada realizarán una denuncia penal por daños y perjuicios a quienes difundieron esta información falsa.