Buscan tener la versión del niño lastimado sin Cámara Gesell

La Justicia no pudo practicar la Cámara Gesell para obtener la versión del niño lastimado en el caso cuya madre se encuentra imputada.

La denuncia fue presentada por el exmarido de la mujer, quien la acusa de pegarle supuestamente con un látigo o un cinto. 

La versión de la denunciada es que el niño se lastimó al ser mordido por un perro.

En primer término, la fiscalía que investiga el caso dispuso practicar una Cámara Gesell.

Finalmente, esta medida no se llevó adelante, y se buscará otra alternativa para acceder a la versión del niño lastimado.

Brian Chiaraviglio, abogado de la parte querellante, en diálogo con Villa María VIVO, manifestó:

«La Cámara Gessell no se tomó. En primer lugar se realizó un entrevista inicial, donde se llegó a la conclusión que no se puede llevar a cabo dado debido a que (el niño) es muy pequeño y no habla si no es con gente conocida».

«De igual manera, se va esperar el informe médico final para constatar de que se tratan las lesiones que sufrió. La fiscal solicitó que cada uno convoque a un psicólogo de parte, e intentar que el niño relate todos los hechos a su manera«, agregó.

La causa

La mujer denunciada se encuentra imputada por el delito de lesiones leves agravadas por el vínculo.

En la investigación se trata de determinar si el menor golpeado fue victima de lesiones con un cinto, o fue mordido por un perro como dice su mamá, versión que respaldó también la concejal Verónica Vivó.

Por este motivo, la mujer denunciada, madre del niño, estuvo detenida una semana.

El viernes 20 de noviembre la fiscal Juliana Companys le tomó declaración indagatoria a la mujer denunciada y luego le otorgó la libertad.

Tras esto, la concejal Verónica Vivó, allegada a la mujer denunciada, salió en su defensa, lanzando una acusación pública hacia la fiscal Companys.