Clínicas con estructuras “dadas vuelta” por el Covid

La llegada del Covid-19 trajo nuevos desafíos al sistema de salud, que deben enfrentar cuando los ingresos también decaen.

Que la gente sepa que si están dadas las condiciones se los va a atender”, dijo Guillermo Abramián, titular de la Clínica de Especialidades, luego de describir como atraviesan estas instituciones el contexto de pandemia.

Es que el panorama no fue, ni es, fácil para las clínicas que deben garantizar la atención a patologías habituales y reestructurar sus espacios para asistir a quienes den positivos para Covid, cuando los ingresos se vieron decaídos principalmente en el mes de abril y mayo.

La situación de Villa María es, a su vez, particular ya que aquí derivan los pacientes derivados de algunas de las 71 localidades que conforman el COE Regional. Situación que también se ve complicada tras el caso de profesionales de la salud contagiados en algunos municipios.

Esto hace que las clínicas locales hayan visto aumentada la demanda, situación que se acrecentó los últimos 10 días, explicó.

Adaptación

Nos han dado vuelta las estructuras de la institución”, dijo Abramián en el programa Conclusiones 2020 que se emite por Radio Villa María. El médico puso en conocimiento cuáles son los principales problemas.

En primer lugar, hizo referencia al proceso de “adaptación racional y sin riesgo” tanto del personal de la clínica como de los espacios. Contó que se adecuaron habitaciones, se realizaron planes de contingencia tanto en salas comunes como en terapia, ordenar el personal por grupos rotativos y a su vez, contratar más recursos humanos.

Destacó que han tenido un tiempo importante para planificar una estrategia. A su vez indicó que “estamos en el momento complicado porque es el de la transición, del aumento de casos positivos y también el incremento de asistencia a patologías habituales”.

Esta es la etapa de complejidad en cuanto a distribución de los servicios, porque indudablemente tenemos que mantener la seguridad de cada paciente y de los profesionales”, expresó.

Caída abrupta de ingresos

En cuanto a los ingresos económicos, explicó que la demanda habitual cayó a un 30% en abril y mayo, momento en donde el aislamiento era más fuerte y recién comenzaban a darse flexibilizaciones.

El grave problema es que prepandemia y pandemia, los costos de los insumos en general aumentaron en más de un 150% los no Covid y en hasta un 700% los Covid”, dijo.

Así, explicó que los dos problemas principales radican, por un lado en la necesidad de contar con esos elementos para la atención y que la cantidad de los mismos, además del precio, aumentaron significativamente.

Esto hace que la estructura de costos, con ingresos que se cayeron, tenemos menos y más gastos”, dijo cuando expresaba que “Nos han puesto patas para arriba”.

Allí destacó el aporte del municipio a través de los insumos gestionados por nación, de elementos de protección, como también el subsidio no reembolsable de hasta $100.000 para las clínicas. “El solo hecho que nos ayuden, es bueno”, dijo Abramián.