Comenzó megajuicio a banda que robaba autos y los vendía en la región

Con 16 imputados en el banquillo de los acusados y casi una decena de abogados, entre ellos algunos reconocidos por causas históricas, comenzó en la mañana de este lunes un juicio en los Tribunales de Villa María en el que quedó chica la Cámara del Crimen del quinto piso.

Fue la primera de una serie de audiencias que se desarrollarán a lo largo de las próximas semanas y que cuentan con un jurado popular.

La causa está caratulada como Arce Rubén Alberto y otros. Los hechos, un total de 26, fueron investigados por la Fiscal de Oliva, Mónica Alejandra Biandrate y datan de diciembre de 2014.

Una mujer, la cabecilla de la banda

Biandrate estuvo presente junto al Fiscal de Cámara, Francisco Márquez en la primera mañana del juicio.

De los 16 imputados, ocho pidieron suspensión de juicio por prueba y los restantes llegaron al banquillo de los acusados, algunos de ellos privados de su libertad.

Ver: Megajuicio a banda por robo de autos: Entre los 16 acusados hay 2 policías

Entre las personas que se las acusa de trasladar y vender autos robados, hay dos policías. La cabecilla de la banda sería una mujer, vecina de Oliva, Silvia Andrea Bogaert.

Sería la mujer quien recibía los vehículos que ladrones no identificados robaban en la ciudad de Córdoba y llevaba a cabo los negocios truchos en las ciudades de Oliva y Oncativo.

Modus operandi

A los policías se los investiga porque serían quienes trasladaban los autos robados hasta las localidades, atravesando controles policiales, antes de cambiarles las patentes y generar documentación apócrifa.

Cómo cayeron

Un vecino de Oliva compró un auto sin saber que era robado, cuando aún le restaba entregar dinero en forma de pago, Bogaert se acercó a su domicilio para cambiarle la patente porque se había olvidado de hacerlo.

A los pocos días los dos policías que formaban parte de la banda fueron a la casa del comprador con una falsa orden de allanamiento y le secuestraron el auto con la excusa de que era robado y que pertenecía al gobierno de Córdoba.
Que era robado era verdad, pero que había sido secuestrado a un miembro del gobierno era información errónea y tal orden de allanamiento no existía.

Fue allí que el vecino denunció y se inició la investigación judicial que llevó a desbaratar a la banda.

Imputados

Se trata de Rubén Alberto Arce, quien está vinculado a un gremio, Silvia Andrea Bogaert, (Jefa de la asociación ilícita); Nelson Oscar Bracamonte, David Omar Cánovas, Sergio Adrián Espósito, David Ezequiel Flores, Nancy María de Lourdes, Claudio Martín González, Claudio Alejandro Martínez, Carlos Antonio Orellano, Alejandro Javier Ostorero, Mariano Matías Pablo Santillán, Carlos Iván Silva y Mario Alberto Soria.

Entre los abogados está Carlos Hairabedian, reconocido en la ciudad de Córdoba; Octavio Ibarra, intendente electo de Oliva; y Alejandro Dragotto, defensor de uno de los hermanos Eve, acusados del intento de homicidio al ex sindicalista Caño Roganti.