Cómo funcionará la carpa del Pasteur que atenderá a pacientes positivos

La carpa del Pasteur atiende a pacientes positivos de Coronavirus de Villa María y la región.

Se trata de una instalación prehospitalaria para evaluar de manera presencial a los pacientes.

El objetivo es el seguimiento de pacientes mayores de 30 años o menores con comorbilidades con Coronavirus.

Según indicó el director del Hospital Pasteur, Sergio Arroyo, la instalación de la carpa responde a una problemática que se evidenciaba en el seguimiento de estos pacientes.

“Está demostrado que el seguimiento telefónico ayuda, pero no ha dado resultado significativo. Están llegando tarde para acceder al tratamiento. La idea es atender a los pacientes y detectar neumonía en estadios muy precoces”, explicó.

De este modo, buscan captar a estos pacientes para que puedan acceder a tratamientos como suero o plasma y prevenir la neumonía, una de las consecuencias mas graves del Coronavirus.

Carpa del Pasteur: cómo funcionará

Las personas mayores de 30 años o menores con comorbilidades con Coronavirus deberán acercarse a la carpa.

Allí, luego de un triage, los clasificarán de acuerdo a los síntomas en verde, amarillo o rojo y determinarán que hacer con ese paciente.

“Los verdes no requieren estudio y se los citara para más adelante. El paciente amarillo requerirá estudios como laboratorios, tomografías y tomarán conductas para ver si vuelve al domicilio o requiere internación”, detalló el subdirector del Pasteur, Pablo Valle.

Los pacientes que tengan sintomatología grave no requerirán estudios y deberán internarse en el hospital o en una clínica local.

La carpa funcionará de 08:00 hs a 20:00 hs y consta de un sector de admisión y triage (valoración inicial), y otro de atención médica que incluye tres consultorios.

También cuenta con un espacio destinado a laboratorio para extracción de muestra y derivación.

Hay pacientes más jóvenes

Ambos profesionales coincidieron en que las cifras muestran que hay mayor cantidad de pacientes jóvenes con Coronavirus con cuadros graves.

“Este año lo vemos en pacientes más jóvenes, más graves y que llegan de forma mas tardía. Por eso todo paciente positivo tienen que ser evaluado de forma presencial”, aseguró Arroyo.

“En abril y lo que va de mayo, de 180 internados en el Pasteur, el 60% de esos pacientes son de Villa María y la edad promedio es 43 y 47 años. El año pasado estaban arriba de los 60 años”, mencionó.