Condenado por botellazo a un policía

La Cámara del Crimen de Villa María condenó en juicios abreviados a cuatro personas por hechos de violencia callejera, entre los que hubo delitos de lesiones y abuso sexual.

Uno de los acusados le había partido una botella en la cabeza a un Policía, según se detalló en uno de los juicios, en medio de un episodio de violencia. También fue condenada una mujer.

El juez Félix Martínez actuó como integrante del tribunal unipersonal, siendo el que aplicó las condenas a estas cuatro personas por distintos hechos.

Entre los condenados hay dos hermanos, una mujer que es la esposa del mayor de estos, y el restante es amigo.

Los sentenciados

En primer termino la Justicia condenó a Sebastián Mugas (37) a tres años y seis meses de prisión, por considerarlo autor responsable de los delitos de lesiones graves, violación de domicilio,  abuso sexual simple contra una persona mayor de edad y resistencia a la autoridad.

Por su parte Mario Mugas (19), llegó acusado por los delitos de lesiones graves y resistencia al autoridad. Este joven, en compañía de las otras personas que estuvieron sentadas en el banquillo de los acusados, golpeó con una botella en la cabeza a un oficial de la Policía en el año 2019. Por este, y otros hechos, recibió una condena de tres años de cárcel de cumplimiento efectivo.

Jonathan Esquivel, de 22 años, llegó a juicio acusado por el delito de lesiones leves y fue sentenciado a seis meses de prisión con declaración de reincidencia. Esta pena se le unificó con una anterior, por lo tanto deberá pasar tres años prisión.

Norma Peralta, de 36 años de edad, fue condenada a seis meses de cárcel en suspenso por haber participado de una pelea callejera.

La audiencia se desarrolló bajo la modalidad de juicio abreviado ya que todos reconocieron los hechos por los cuales llegaron al banquillo de los acusados. El abogado defensor fue Javier Marcos y el fiscal de Cámara, Francisco Márquez.